Monthly Archives: diciembre 2016

LA TENDERA DEL BARRIO

Vivo en un barrio viejo donde una tienda
se oculta tras locales de la jodienda,
y aunque quisiera
nadie queda que exista con su solera.
Todo lo que se sirve, vende al contado,
tiene leche, escabeche y algo salado
la tiá

UN DIOS A MI MEDIDA

Si un Dios pudiera hacer a mi medida
lo haría más amable, menos cruento,
y humano más para que el sufrimiento
olvidara sangrar la misma herida.
Si diseñar a dios, si eso pudiera
lo haría con los rasgos de algún niño

ENREDADOS

Enredados de la vida en la maraña
de quien dice ser tu hermano, ser tu amigo,
que proclama va mirándose en tu ombligo
y promete se refleja en tu legaña.
Que te arropa con su abrazo complaciente
y se envuelve

HE EXTRAIDO DEL TINTERO

He extraído del tintero este poema
de líquido empapado, emborronado,
le he escurrido sacándole la flema
y en huesos le he dejado cual fonema
terso, blanco, vistoso y destintado.
Le he tendido a orear y le he

ESCRIBIR EN LIBERTAD

A eso de escribir versos yo me aplico,
no sé si lo hago bien o lo hago mal,
es lo mismo que a dios cuando suplico
desconozco si existe o me es igual.
De vez en cuando hay

LA NOCHE Y EL DÍA

La noche está lluviosa y amanece
sembrada de una triste melodía,
en tanto nace el sol, la tez fenece,
y al aura que da vida se engrandece
dotando de una dulce algarabía.
Por caminos oscuros va la

MI LINDA VENTANA

Aunque dicen durmiendo no se vive
a ratos es mejor estar dormido,
que sentirte en el alma dolorido
de rabia y de rencor. Quien sobrevive
deseable si no fuera resentido.
Que a veces es mejor la lucidez
aparcada dejarla en una

Juan Ramón Jiménez

Esparce octubre, al blando movimiento
del sur, las hojas áureas y las rojas,
y, en la caída clara de sus hojas,
se lleva al infinito el pensamiento.
Qué noble paz en este alejamiento
de todo; oh prado

José María Gabriel y Galán

LA PEDRADA
I
Cuando pasa el Nazareno
de la túnica morada,
con la frente ensangrentada,
la mirada del Dios bueno
y la soga al cuello echada,

el pecado me tortura,
las entrañas se me

Gloria Fuertes

POBRE BURRO
El burro nunca dejará de ser burro.
Porque el burro nunca va a la escuela.
El burro nunca llegará a ser caballo.
El burro nunca ganará carreras.
¿qué culpa tiene el burro de ser burro?

AMADO NERVO

VIEJO ESTRIBILLO
¿Quién es esa sirena de la voz tan doliente,
de las carnes tan blancas, de la trenza tan bruna?
-Es un rayo de luna que se baña en la fuente,
es un

HAY DÍAS Y DÍAS…

Hay días que no sabes por qué nacen,
e invitan a desear no haber nacido,
y otros hay que, al contrario, tú has sentido
una pena y dolor cuando ellos yacen,
ambos son sentimientos que has tenido.
Y otros hay anodinos, muy anodinos
que acaban sin

NO BUSQUES QUE NO EXISTE

Conviene recordar, si es que el recuerdo
aflora sin desprecio a la memoria,
seguir dándo vueltas a la noria,
sin agua, el ejercicio será lerdo
cuando acceder se aspire hasta la gloria.
Por más que sacar agua se pretenda
dificil ha

Lope de Vega

A MIS SOLEDADES VOY
A mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.
¡No sé qué tiene la aldea
donde vivo y donde muero,
que con venir de

SENCILLAMENTE AMAR

Amar, pero a qué, a quién amar, amar,
a ese dios que te puso en su camino
y hoy observas le importas un comino,
y reniegas queréndole olvidar.
A ese amigo de farra, parrandero,
que sujeto a una prueba te traiciona

CONSEJOS VENDO Y PARA MI NO TENGO

Como médico que soy, aunque no soy,
vengo aquí a diseccionar la poesía,
poetas que del fuego salvaría
o siempre voy tras ellos cuando voy,
permitan no citar quien quemaría.
Para escribir de amor, José Angel Buesa,

LAS PRIMERAS NIEVES

Cae la nieve, lenta, suavemente,
ya comienza el invierno, es la primera,
ha llegado de pronto, de repente,
despues de tanto tiempo estar ausente
sin avisar siquiera.
Y luego vendrá otra y la siguiente,
las aves volarán de rama en rama

ME DICEN QUE SOY VIEJO

Me dicen que soy viejo,
de arriba abajo miran,
la cara es el espejo
y el rictus el reflejo
de los que a nada aspiran.
Se sientan, se levantan,
algunos con respeto,
muchos otros me asaltan
mean, diblan y saltan

AMANDA, AMADA MÍA

Amanda, amada mía, si me muero
no pienses te he dejado y que me he ido.
que es cierto que a otro cielo me he subido
quedando aquí la flor del desespero.
Tú sabes como yo cuanto te quiero,
lo