Monthly Archives: mayo 2018

ALUCINACIÓN/

Javier de Bengoechea (poeta sugerido)

Casi lloré de tantas emociones,
sentí lo que se siente cuando se ama,
se enciende la pabila de una llama
se anidan en tu cuerpo las pasiones.

A UNA TETA/

Juana Bignozzi (poeta sugerido)

Haciendo una cuchufleta
nací yo como el que nace
por culpa de una bragueta,
tal cual fuera de un desguace,
colgándome de una teta.

SOY LO QUE HE SOÑADO/

José María Blanco-White (poeta sugerido)

Yo he pasado la vida sin saberlo,
que apenas si llegué ni a darme cuenta
y pronto me planté ya en los setenta
a dieta, sin comerlo ni beberlo,
ni ver lo que este tiempo representa.

LOS POETAS MODERNOS/

Luna Miguel (poeta sugerido)

Poetas, los modernos, los que molan,
mezclando van las churras y merinas,
las uvas, blancas, negras, las albinas,
y a todas las palabras las violan
cual fueran bolas chinas.

LLOVER A GUSTO DE TODOS/

Germán Bleiberg (poeta sugerido)

Ayer salí a la calle. Vi llovía.
El cielo se encontraba tan nublado
que apenas si su estela percibía.
De nuevo la tristeza aparecía,
sentada allí a mi lado.

COMO UN VAMPIRO/

Jorge Boccanera (poeta sugerido)

La calle es mi escenario, donde observo
las cosas que se ofrecen, donde miro,
pues vivo como el aire que respiro
pegándome a las gentes y a su acervo
que soy como un vampiro.

UN AMOR EN “LA NAVATA”/

Joan Brossa (poeta sugerido)

Te he visto en una foto, te deseo,
posiblemente yo no te merezca,
quizás seas amable cuando crezca
y pueda disfrutar de tu flirteo.

ME GUSTA VIVIR/

Jorge Zalamea (poeta sugerido)

Si algo me gusta, es vivir,
volar como vuela el viento,
encamarme al sentimiento
y reírme y sonreír,
que el resto me suena a cuento.

A MIS ACREEDORES/

Luis Zalamea Borda (poeta sugerido)

A todos los que debo, cuando muera
les hago aquí saber, es de recibo,
que todo lo que vale lo que escribo
es justo lo que llevo en mi cartera.

YO SOY DE SU CUCHIPANDA/

Gabriel Zaid (poeta sugerido)

Yo era un niño. Jugaba al escondite,
ingenuo, sin saber por qué jugaba,
seguro de que al tiempo disfrutaba
haciendo algún regate, yendo al quite,
y a veces naufragaba.

A UN AMOR ESQUIVO/

Emilio Adolfo Westphalen (poeta sugerido)

Amor, amor, amor no más me esquives,
amor, amor, pasión, yo aquí quisiera
hacerte de mis garras prisionera,
suplico que me indiques donde vives.

QUERIDA NUEVA YORK/

María Elena Walsh (poeta sugerido)

Mi visita pasó sin hacer ruido,
nadie escribió de mí. Y en mi defensa
ni siquiera un artículo en la prensa
osó preguntarme a qué había ido.

¡A RECLAMAR AL MAESTRO ARMERO!/

Luis Felipe Vivanco (poeta sugerido)

El día en que mis versos desparrame,
al viento de las dudas dé un rodeo
y deje de creer en lo que veo
y dé gritos a dios y al cielo clame.

YO NO SOY QUIEN SOY/

Jordi Virallonga Eguren (poeta sugerido)

Yo no soy quien soy, nunca lo he sido,
nací para ser libre y soy esclavo,
viví ardiendo pendiendo de algún clavo,
haciendo siempre el tonto me he sentido,
y apenas reconozco si me lavo.

BREVE[tonte]RÍAS/

Paulina Vinderman (poeta sugerido)

Los días que vivimos son muy pocos
si restas los que estamos en la inopia,
descuentas los que brillan sin luz propia,
podríamos pensar que estamos locos.

FRUSTRACIÓN/

Jacinto Verdaguer (poeta sugerido)

Resulta que yo no era un elegido
así que alguna vez tal lo pensara,
que el día en que nací no se parara
el mundo al conocer que había venido.

LA MISMA MADRE/

José María Valverde (poeta sugerido)

Me apresto hoy a pensar. Si yo tuviera,
pongamos que volviera en otra vida,
habría de exigir que me pariera
la misma que esta vez a mí me hiciera
y fuera mi guarida.

LA VIDA SIN ESQUINAS/

Álvaro Valverde (poeta sugerido)

Yo he tenido una vida con esquinas,
la existencia anda llena de desplantes.
Cual corona de Cristo las inquinass
van clavando a lo largo sus espinas
y dejando secuela en los instantes.

LA CHICA DE LA ESQUINA/

Vicente Valero (poeta sugerido)

Sublime la mañana, en mi paseo
te vi que en la parada de la esquina
estabas con tu estampa tan divina
y vuelta a pasear por si te veo.

DESEADA PRIMAVERA/

Jorge Valdés Díaz-Vélez (poeta sugerido)

Esperada, cuántas veces
he llorado por tu ausencia
suplicando,
y has gozado de mis preces
reclamando tu presencia
¡hasta cuando!.

Ir al contenido