Search Results for: pensar

A QUÉ TANTO PENSAR?
Eduardo Embry (poeta sugerido)

Lo mío aquí es pensar como un poseso,
y a veces, cuando pienso, divagar,
pensar para dudar cuanto más pienso,
cuidando de evitar echarme incienso,
consciente nada puedo adivinar.

EL ARTE DE PENSAR
Miguel Antonio Caro (poeta sugerido)

Tumbado en una hamaca observo el cielo,
al tiempo que presumo que él me mira.
El sol, que es una bola que delira,
se posa en mi cabeza y toma el pelo.

DE QUÉ SIRVE PENSAR?
Jorge Drexler (poeta sugerido)

¿Pensar o no pensar? Mejor pensar.
¿A qué viene pensar? No trae a cuenta.
¿Echarte a navegar y naufragar
consciente que no hay agua en ese mar?
Quizás mejor andar. Y a marcha lenta.

PENSAR, ASÍ SEA UN POQUITO
Ana Pérez Cañamares (poeta sugerido)

A todos los que luchan por su tierra
que encuentran al luchar sendas razones,
a aquellos los que anidan emociones
que incluyen el llegar hasta una guerra.

PENSAR O IMAGINAR

No tengo nada que hacer. Voy a pensar
¿pensar? ¿mas qué es pensar? ¿en qué ahora pienso?
¿hacerle a ese barullo aun más intenso?
Mejor es que me ponga a imaginar,
pensar deje en suspenso.

Pensar es comenzar a caminar
por

PENSAR, CREER, DUDAR

Me piden que yo tengo que creer
¿por qué yo he de creer, si yo no creo?
e insisten en que mande ya a paseo
mi cerebro y mis ojos . Y que ver
es un deseo ver, que yo

CONDENADO POR PENSAR

Le amputaron una mano por decir lo que pensaba
y soñar lo que soñaba, le difamaron. ¡Villano!
¡Tu eres un cerdo, un marrano!, la plebe a él le gritaba,
sin piedad le conminaban a linchar como a

PENSAR NO ES DE RECIBO

El pensar hoy se ha puesto al rojo vivo,
si pensar es decir lo que uno siente,
y al exponer no sigues la corriente,
eso me ocurre a mi cuando yo escribo.
Que opinar es un viento

EL PAN CANDEAL
Paloma Palao (poeta sugerido)

El arte de segar con la zoqueta.
La hoz con su destreza. Segadores.
El sol sobre la espalda. Los sudores.
La brisa y su galbana siempre aprieta.

MÁS BURRO QUE UN ARAO
Javier Bozalongo (poeta sugerido)

Que el burro siempre vuelve a las andadas,
¡qué sabio ese refrán!,
no entiende ni le importa el qué dirán,
y a aquel que le molesta da patadas
mas no convencerán.

DÉCIMAS AMATORIAS
Maruja Vieira (poeta sugerido)

El agua de la corriente
llega mansamente al río
y yo voy, cariño mío,
cayendo por la pendiente.

REFLEXIONES SOBRE MI INFANCIA
César Sánchez Beras (poeta sugerido)

Era el año cuarenta. Yo nacía,
así sin conocer ni donde estaba.
Tampoco yo sabía el que mandaba
era Franco por ser el que vencía,
la guerra se acababa.

YO AMO EL FÚTBOL
Claudia Masin (poeta sugerido)

Yo amo el futbol. Y veo los partidos,
cada uno son, según mis pareceres,
lo mismo jueguen hombres o mujeres,
pues todos me resultan divertidos,
disfrutan mis quereres.

QUERIDA INCONSCIENCIA
Medardo Ángel Silva (poeta sugerido)

De todas las amantes que he tenido
hay una que en mis sueños permanece,
que sale a relucir cuando amanece
tan solo de pensar quita el sentido,
y ajena, a la razón nunca obedece.

BAILAR SIN SABER BAILAR
Antonio Gala (poeta sugerido)

Salió a danzar consciente no sabía,
pues nadie a él a bailar le había enseñado,
buscando no morir en la porfía,
absorto ante el bullicio que sentía,
mimando a cada paso con cuidado.

UN TONTO DEL HABA
Beatriz Ros (poeta sugerido)

Era un listo que creía
que ser tonto era premiado
y subióse en un tejado
y a caer se resistía,
mas fue tanta su osadía
que una brisa repelente
le empujaba a la pendiente
y al vacío se caía.

DENTRO DE CIEN AÑOS
Leopoldo Lugones (poeta sugerido)

No sé qué pasará dentro cien años,
y dentro de esos cien, en primavera,
si es cierto que yo aun sigo aquí a la espera.
La vida es un conjunto de peldaños.

QUÉ TRISTE ES ESTAR TRISTE
Alicia Saliva (poeta sugerido)

Que triste es el sentirte incomprendido
y ver se te hace un nudo en la garganta
creyendo que tu sombra al bien espanta,
y así quedarte solo y dolorido
sin nada a que arropar ya con tu manta.

AL AMOR (con mayúsculas)
Elisa Rueda (poeta sugerido)

Amor, el que yo profeso
no exige de algún receso,

que es como fruta madura,
la fe, la buenaventura,
la dicha sin atadura,
y el dechado de ternura,