A BURGOS

»Mi Poeta aquí sugerido: Norma García Mainieri

MI POEMA… de medio pelo

 

Burgos yace en el silencio. Sus vetustos torreones
negruzcos y enmohecidos, ya no elevan sus canciones,
ya no dan la bienvenida al gentil visitador,
ya no narran las historias de sus héroes sin cuento,
que vencidos en la lucha no quedaron ni un momento
tan valientes y tan bravos como el Cid Campeador.

Y el Arlanza silencioso gime y llora sin consuelo,
Ya no se oyen de los monjes las pisadas por el suelo
al cruzar por los pasillos de la rústica mansión,
Mas aun veo sus figuras con las velas encendidas
a las doce de la noche por los claustros en dos filas
con sus hábitos parduzcos musitando una oración.

Burgos duerme. Sólo se oye el susurrar de dulce brisa.
Mas ya aclara, el ángel bueno nos envía una sonrisa
y el primero en quien se plasma es en la hermosa catedral.
Y al chocar con sus paredes de oro y plata se deslumbra.
Recibidle burgaleses, que es el sol que nos alumbra,
con su gesta, su empatía y su historia sin igual.
©donaciano bueno

“…Yo era un niño del extrarradio, que creció en los barrios industriales. Cuando me acercaba al corazón de la ciudad, ésta aparecía en el horizonte como un espejismo: rodeada de árboles, inverosímilmente hermosa, con sus agujas góticas erguidas como las lanzas de los caballeros medievales. Burgos parecía el escenario de la más simpática y aventurera de las obras teatrales. Edmundo de Amicis tuvo la misma sensación y comparó Burgos con un teatro de marionetas. ¿Se puede vivir en un lugar más alegre, más divertido? Cualquier niño diría que no. …” Óscar Esquivias, La ciudad de los príncipes y los dragones.

MI POETA SUGERIDO: Norma García Mainieri

Norma García Mainieri

EMERGIENDO

Soy mujer y siento
en mi cuerpo concentrada
la naturaleza,
junto a la planta,
el fuego, las cacerolas,
las máquinas y los libros,
dejando correr por mis pechos
el fluir de la vida,
sintiendo la llama que
brota de mis entrañas
y que me abrasa junto al
hombre para dar fruto
y placer,
trabajo, amo y sufro,
vivo y muero
relegada en un rincón,
padeciendo silenciosa indiferencia
o brutal pasión.
Estoy en la historia, pero no
en el lenguaje que la expresa.
¿Por qué mi voz no se ha escuchado?
De tí­mido susurro ahora es griterí­o,
si junto al hombre vivo y lucho
del oscuro recodo salgo a luz
debo ocupar el lugar que me ha
sido arrebatado.

RÓMPESE LA FUENTE

Rómpese la fuente
de las aguas abismales
donde por milenios
se ha incubado la vida.

Eros desatados

Libre de ataduras
Eros invadió la tierra,
húmedas cuevas desafiantes
cuerpos erectos, crepitantes

Eros desatado, libre
y ubérrimo
pueblas el mundo de deseo consumado.

Ritual

Invocando –si existen-
a los dioses de la creación
ofrecí tiempo y vida
a cambio de palabras.

Hoy, ofrezco mis palabras
por tiempo y vida
con la certeza
de su anticipada negativa.

Los dioses de la creación
-si existen- son sordos
y, en tu caso, es lo mismo
responderán: “No hay trato’

Inexorable

El tiempo inexorable
se diluye entre los dedos
descarnados de la muerte
que ávida y voraz
aguarda
mi carne palpitante
y el alma
que escapa a su fatal llamado.

Acre veneno
que corroe mis venas
prolongará mi vida
a cambio del dolor.

De nada sirve rebelarse
ante la certeza de su cercanía
inexorable llegará.
Puntual aunque invoque
a un dios implacable
en tardía e inútil fe.

Voces de mujeres

Nuestras voces resuenan
por el mundo
desde el diálogo uterino
que el feto entabla
con el cuerpo que lo alberga

Desde la naturaleza
la cultura y la historia,
que hemos perpetuado
y son nombres de mujeres

Desde la marginalia
e injusta situación
en que estamos sumergidas,
invadimos la tierra
y rescatamos la vida,
las voces milenarias
de mujeres en el tiempo
y el espacio

Manos

Nunca la mano ha sido
                              tanto
alargamiento de un corazón
                              que late,
como en la mujer que trabajando
va bordando el mundo,
en los giros del barro que modela,
en la masa del pan que se cocina,
en la áspera tierra que rotura,
en el metal de la herramienta dura,
en las páginas del libro que penetra,
en todos los elementos que transforma,
mujer es el ser y hacer
lo que la iguala al hombre.

Si te gusta #Norma_García_Mainieri... Clic para tuitear
También te puede interesar...
Por qué te empeñas tanto en hacerme responsable…

Poesía eres tú, te interesa?

X