A ese amor que existe aunque no existe

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Amor, tu eres mi amor y no eres mía,
un suspiro, mirada, una sorpresa,
el sueño en una noche que no cesa
y volver a ensoñar el nuevo día.

La sensación de un beso que no besa,
que se esfuma y no alcanza nunca al beso,
la ilusión vehemente de un obseso
que piensa que alguien hay bajo su mesa.

Ese amor que aunque existe no resiste
la prueba del algodón. Y al corazón,
va embriagando de gracia, y de emoción
un tumor, y de la ilusión, un quiste.

¡Oh amor que sé que existes y no existes,
que aunque creo tenerte no te tengo
y sin embargo deseo y te retengo
con alma dolorida por perderte!

Amor, aunque irreal, que en mi retina
te posas sin dudar a cada instante
no martirices más, que este soñante
lo real de lo virtual no discrimina.

©donaciano bueno

Comentario del autor sobre el poema: Según mi propia concepción, no coincidente con la de Platón, el amor así denominado platónico es aquel con el que sueñas, que ves y desaparece, que tratas de conseguir y no alcanzas a cogerle, que en definitiva es puramente virtual.

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!

A %d blogueros les gusta esto: