HE VISTO A MARÍA

Antonio Acevedo Linares (poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas de AMOR

 

He visto a María nadando en la playa,
retándole al viento, tendida en la arena,
fisgando en el agua, tan llena de pena,
pidiéndole al cielo por fin no me vaya,
con sus ojos tristes trazando una raya
cual ajusticiado que espera condena.

No digan que miento, que estoy confundido,
que era ella, María, que aquella sirena,
la misma que un día, con cara de buena,
saltaba y brincaba buscando hacer ruido,
su traje de baño solo por vestido,
hoy ha interrumpido mi estancia serena.

Ya sé que la gente comenta y murmura,
que dicen, que cuentan que estoy trastornado;
si dicen que digan, que lo que ha pasado
es que mis amores ya nadie los cura,
que aquel episodio marcó mi locura
y hoy sigo las huellas que allí me ha dejado.
©donaciano bueno.

El amor, aun el irreal es tan fuerte, no? Clic para tuitear
¿Conoces a Antonio Acevedo Linares? Lee/escucha algunos de sus poemas

Antonio Acevedo Linares

JUSTICIA POÉTICA

Por los innombrables
por los que se guardan
un minuto de silencio y luto
por los que no pasan
por el ojo de una aguja
por las victimas del amor
y sus suicidas por los derrotados
de la lluvia por los que no ofrecen
su otra mejilla por los que derraman
su sangre fresca por los estigmatizados
del odio por los criminalizados
de la justicia por los damnificados
de la tierra por los enamorados
de la vida por los humanos derechos
restituidos por la redención del cuerpo
y la palabra por el desarme de la muerte
por la justicia y reparación de victimas
por la reivindicación de la poesía
y el amor por los dioses que no
amenazan con el cielo o el infierno
por la defensa de la rosa
por el fuego de las palabras
y tu cuerpo por la justicia poética
aquí y ahora en nuestra vida
y en nuestra muerte.

ORACIÓN AMOROSA

Amor mío que
estás en mi cielo
amoroso sea tu nombre
déjame entrar en tu reino
amémonos a nuestra
voluntad así en los días
como en las noches
dame los besos y caricias
y rosas y abrazos de cada día
perdóname los olvidos
como también perdonamos
a los que nos olvidan
déjame caer en la
tentación de tu cuerpo
y librémonos de la muerte
del deseo y el amor.

POEMA DE GRACIAS – POR LOS AMORES

Gracias por los amores
vividos y perdidos
por los amores soñados
y amados
por los amores que un día
tuvimos bajo la lluvia
por los amores que me
alucinaron y maravillaron
por los amores que amé y lloré
por los amores que escribí
con el corazón
por los amores con los que reí y gocé
por los amores que me regalaron
felices
Gracias por los amores que sentí
y por los amores que soñé
por los amores que intensamente
quedaron tatuados en la piel
y por los que me marcaron a fuego
y por los amores que aprendí
por los amores que me olvidaron
y por los amores que olvide.
Gracias por los amores
que me hicieron vivir
y por el que vivo ahora por ti.

MI PATRIA

Tu cuerpo es mi patria
rodeado de dos océanos
y un hermoso horizonte
y su paisaje son dos colinas
y un valle fértil como
su monte de Venus
en donde ondea una bandera
como su pelo del viento.
Tu cuerpo es mi patria
con sus preciosos yacimientos
y agrestes desembocaduras
como con su parque natural
de los nevados y sus cascadas
su jardín de orquídeas y corales
sus ciénagas y arrecifes
desiertos y santuarios
de flora y estoraques.
Tu cuerpo es mi patria
que escribo y amo
y sueño en ésta página.

LA REINA

Habrá otras mas
anchas que tu
pero tu eres la reina
puede que existan
otras mas hondas que tu
pero tu tienes corona
puede que nadie la vea
cuando vas por la calle
pero tu eres la reina
nadie ve la aureola
que tienes
solo yo
cuando te lamo
con mis labios
y te palpo
milímetro a milímetro
mi lengua que conoce
uno a uno todos tus
rincones
te ha elegido la reina
de todas las vaginas.

LABIOS

Tus bellos labios
como la sonrisa de la Gioconda.
Alabados sean en tu cuerpo
como los girasoles de Van Gogh.

Tus bellos labios rojos como los de tu boca
que palpitan bajo tu falda como tu corazón
maravillosos como la torre Eiffel.

VENTANA

En las noches
en que como
un guerrero reposo
en su lecho desnudo
fumamos a la orilla
de la ventana
por donde oímos
el silencio o la música
de la noche
conversamos del amor
que nos trae hasta
esta ventana a fumar
y a mirar las estrellas
pero en el fondo
estamos mirándonos
los dos como cuando
desnudos nos amamos
con las cortinas abiertas.

A TU ESPALDA

A tu espalda
yazgo como
el hombre que te ama
y que te estrecha
en las noches con
sus brazos dormidos
que te besa en la frente
y en los senos y en los ojos
y acaricia con su mano lenta
tus muslos y tus nalgas
redondas y blancas
y se queda acariciadora
en tu vientre y en los labios
carnosos de tu sexo.
A tu espalda
yazgo con la ternura
infinita de abrazarte.

JUNTO A TU CUERPO DESNUDO

Junto a tu cuerpo
desnudo dormir
es sentir el oleaje
de tu pelo
el olor de tu cuerpo abierto
los latidos de tu corazón
y la respiración de tu piel
en mi pecho.

Junto a tu cuerpo
desnudo dormir
es vivir el amor
a flor de piel
o en carne viva
la experiencia vivida
de tu cuerpo que se
transforma en la
experiencia escrita
de un poema leído
por tus ojos maravillados.

PIDO LA PALABRA

Pido la palabra
para la libertad y la ternura
para la justicia y la belleza
para imaginación y la utopía
para la lucidez y la locura
para la rebelión y la pasión
para la blasfemia y la herejía
para la erótica y la onírica
para los poetas y los niños
para los locos y los suicidas
para los convictos y los prófugos
para los enamorados y los repatriados
para los inmolados y los mártires
para los solitarios y los solidarios
para los proscritos y los derrotados
para los refugiados y los apátridas
para los prohibidos y los tristes
para los inocentes y los cómplices
para los malditos y los olvidados
Pido la palabra
para la poesía y el amor.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Impactos: 172

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
Cada vez te recuerdo, Fuenterrabía,la emoción me aproxima más a esos añoscuando yo era un pipiolo con mis engaños,tú la gracia y la gloria, mi…