LEYENDO A GARCILASO

EL POEMA Lee otros poemas de AMOR

 

Una tarde cuando el sol
anuncia su despedida,
la luna anda aún perdida
en un tono de arrebol,
cuando el cielo complaciente
a la oscuridad da paso
voy leyendo a Garcilaso
enfrascándome en su mente.

Andando voy diligente
al atardecer del día
entre la monotonía
y el céfiro de relente,
el caño veo en la fuente
dulce gota ensimismada
que cae sin decir nada
al tropezar insistente.

Leo cantos que me animan,
que me elevan al parnaso
y así leo en cada paso
sus versos. Veo que riman
de forma tan primorosa
que a mí me saben a miel,
cada poema es laurel
y cada estrofa, una rosa.

En sus textos yo me miro
y pretendo me inspirar
de amor hablan y del mar,
de la emoción, del suspiro,
Poeta tú eres que admiro,
en tus coplas castellanas
las odas napolitanas
ansias de volar que estiro.
©donaciano bueno.

¿Te atreves a opinar ? ¡Anda, hazme un favor! Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of