ME LLAMO DONACIANO

Elicura Chihuailaf(Poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros SONETOS

 

Disfraz no uso, seudónimo no tengo,
que siempre voy mirando hacia adelante,
presumo del humor y de talante,
donde otros piensan ir de allí yo vengo.

No soy, aunque parezca, presumido,
ni estirado lo soy, ni uso turbante,
tan solo agradecido a haber vivido
día a día, al minuto en cada instante.

Adoro a mi familia, a mis amigos,
a aquellos son sinceros yo les amo
y en versos mi cariño lo derramo.

Pues solo soy aquello que persigo,
mi único dios se apoda ser humano,
soy Bueno Diez, me llamo Donaciano.
©donaciano bueno

Etimología: Donaciano viene de donatus: “dado, regalado”. El nombre se relaciona con el nacimiento como regalo, como don. San Donaciano fue Obispo de la ciudad francesa de Reims.

San Donaciano, junto con la Virgen entronizada con el Niño y San Jorge que presenta ante la Virgen al canónigo Van der Pael, son representados en la gran obra maestra del pintor flamenco Jan van Eyck, pintura que se conserva en el Museo Municipal de Bellas Artes de Brujas, a donde fueron trasladadas sus reliquias. . En ésta, como en otras del santo obispo, además de los atributos propios de su dignidad episcopal, lleva en su mano una rueda con cinco velas encendidas en memoria de un prodigio que ocurrió con su cuerpo en el río. San Donaciano es especialmente invocado contra las inundaciones y los desastres causados por el agua

POETA SUGERIDO: Elicura Chihuailaf

Elicura Chihuailaf

Ñi pewma mew vlkantunmu ti puel mapu witrunko

Choñv kachuwvn
gvnetulmekefiel ti mawvn
ka pvrvm wamfiñ ti pvlef
chi mawvn
witrulu lelfvn mew
Gvforechi mu ti mawvn!
allkvtuwvn, puru purugen
ti rayen mu
Nepeli fey ayiwkvlen witrañ
pvramuwan
nvwkvlean feyti kvme nvmvn
lafanza rayen mu.

Cuando en mis sueños cantan las aguas del este

Marchito pasto soy
haciendo señales
a la lluvia
mas luego siento
las primeras gotas
que caen sobre el campo
¡Que me moje esta agua!
me oigo decir, bailando
entre las flores
Al despertar me elevaré
emocionado
sosteniéndome en el aroma
de una lavanda.

Ko ñi newen yeneenew

Zewma fvchan iñche aliwen
rayilelu mu
azkintulen fiñ ti afpun mapu
Tunten kvrvf mew miyawken?
kimlam
Nome lafken mew petu konchi
antv mew
werkvlenew zewma ñi Kallfv Kvyen
amuan ka ñi llowmeafiel
pu Fvchakecheyem
Kallfv, kallfvley tati mapu
chew yiñ amuan
Ko ñi newen ñochikechi yeneenew
Wenu Lewfv kiñe pichi troykeley
mvten tuwaykvlelu kom
afpun Mapu mew

Tvfachi Pewma mew mvlewean:
Remumvn pu remukelu! Ñvkvfkvlen
amutuan
lakenochi vlkantun mogen mew.

Los poderes del agua me llevan

Viejo estoy y desde un árbol
en flor miro el horizonte
¿Cuántos aires anduve?, no lo sé
Desde el otro lado del mar el sol
que se entra
me envía ya sus mensajeras
y a encontrarme iré
con mis abuelos
Azul es el lugar adonde vamos
Los poderes del agua me llevan
paso a paso
Wenulewfv, el Río del Cielo
es apenas un pequeño círculo
en el universo

En este Sueño me quedo:
¡Remen remeros! En Silencio
me voy
en el canto invisible de la vida.

La llave que nadie ha perdido

La poesía no sirve para nada
me dicen
Y en el bosque los árboles
se acarician con sus raíces azules
y agitan sus ramas el aire
saludando con pájaros
la Cruz del Sur
La poesía es el hondo susurro
de los asesinados
el rumor de hojas en el otoño
la tristeza por el muchacho
que conserva la lengua
pero ha perdido el alma
La poesía, la poesía, es un gesto
un sueño, el paisaje
tus ojos y mis ojos muchacha
oídos corazón, la misma música

Y no digo más, porque nadie encontrará
la llave que nadie ha perdido
Y poesía es el canto de mis Antepasados
el día de invierno que arde
y apaga
esta melancolía tan personal
© Elicura Chihuailaf, De sueños azules y contrasueños , 1995

Piedra

Las piedras tienen espíritu
dice nuestra Gente
por eso no hay que olvidarse
de Conversar con ellas
Hay piedras positivas
que las Machi / los Machi ponen
-para que dancen-
en sus Kultrun
Y hay piedras negativas
que brillan como vidrios
y sólo dan sombras de luz
© Elicura Chihuailaf, Sueños de Luna Azul, 2008

Círculo

Somos aprendices
en este mundo de lo visible
e ignorantes de la energía
que nos habita y nos mueve
y prosigue
invisible
su viaje en un círculo
que se abre y se cierra
en dos puntos que lo unen
Su origen y reencuentro
en el Azul
© Elicura Chihuailaf, Sueños de Luna Azul, 2008

El tiempo que sueña, que nos soñamos que nos sueña

La Palabra surge de la Naturaleza
y retorna al inconmensurable Azul
desde donde nos alegra y nos consuela
Cuando la Palabra cree / imagina
interrogarse
no es sino lo innombrado que la interroga
para sacudirla
para desempolvarla, para intentar
devolverle su brillo original
¿Para qué entonces el deseo
de decirlo todo
si, como en un tejido, el Ahora
-en el tiempo circular-
existe y se completa
con las hebras del ayer
y del mañana?
Así nos dice el tiempo que sueñav
que nos sueña. Que soñamos.
© Elicura Chihuailaf, Sueños de Luna Azul, 2008

Te sugiero seguir leyendo...
Él fue ese segador empedernidoque armado con su hoz siempre en verano,zoqueta bien sujeta con…
Scroll Up