MI LINDA SEÑORITA/

Domingo de Azcuénaga y Basavilbaso (poeta sugerido)

EL POEMA Lee otros poemas ERÓTICOS

 

Yo novelo hoy sobre ti,
mi ignota señorita,
esbelta y tan bonita
y a la que nunca vi.
Te imagino risueña,
de labios carmesí,
de mirada pastueña,
no sé si alta o pequeña
mas sé que ya mi dueña
yo al soñar te creí.
El mundo paró aquí,
ya no tiene sentido
pues todo lo vivido
no existe para mí.
Te veo enamorada,
simpática, graciosa,
una flor, una rosa,
alegre y sonrosada,
mimosa y cariñosa,
mi delirio, mi hada,
una niña, monada,
grácil y primorosa
¡pon también clamorosa
que no te cuesta nada!
ingenua, revoltosa,
la risa en la mañana,
la diosa de mis sueños,
de cabellos trigueños,
de suspiros princesa
de la boca de fresa
¿también inteligente?
¡por favor, evidente!
¿Dónde está esa muñeca,
quisiera conocer,
ardo en ascuas por ver
si es real o una mueca?
¡Pobre ingenuo, infeliz,
baja ya de tus nubes!
Me sincero y no dudes,
que esa mujer no existe.
No llores, no estés triste,
pues todo aquí un ardid
fue, una idea, una treta
que sublimada está
¡en la mente sólo ha
febril de este poeta!
©donaciano bueno

La mujer puede tanto
que hace pecar a un santo
(refranero)

¿Conoces a Domingo de Azcuénaga y Basavilbaso? Lee/escucha algunos de sus poemas

Domingo de Azcuénaga y Basavilbaso

El mono enfermo

Cuentan que en Tetuán le sobrevino,
una noche a las doce, a un mono herrero,
por boca y narices,
un vómito de sangre repentino,
tan fuerte, que dos monos aprendices,
salieron en camisa, y sin sombrero,
por médico volando,
quedándose con él, en la herrería,
una mona, aguardando
al término fatal de su agonía.

Los dos monos hicieron
muy bien la diligencia; pero fueron
sus pasos escusados,
porque estaban los físicos resfriados.
El Doctor pierna tuerta, (alias tenaza),
dijo: vayan al Médico de casa,
y diciéndole que era un accidente
replicó: vayan, vayan brevemente.
El sabio Licenciado Boca-abierta
tenía dada orden, que la puerta
no abriesen de su casa, aunque pedazos
la hicieran, por llamarle, a aldabonazos;
Y el bachiller nombrado Pelos-rubios
dijo: que había tomado pedi-lubios;
de tal manera que, al venir la aurora,
llegando a la herrería los monitos
a darle la respuesta a su señora
la encontraron furiosa, dando gritos,
porque el enfermo ya en sueño profundo
se había ido a curar al otro mundo.

¡Quién, señores, creyera
que entre los monos médicos, se viera
tan poca caridad y amor tan poco!
Cualquiera lo creerá, sin estar loco,
porque no es menester (yo lo confieso),
El ir hasta Tetuán para ver eso.

Lección / Moraleja
“Mordaz crítica a los médicos”

Al censor de Buenos Aires

Señor censor; mí amigo, usted no sabe
En el berenjenal que se ha metido.
Si nos lava la cara, es mal querido
De todo pensador discreto y grave
Si escribe la verdad, en cuanto cabe.
Es de todo un pedante .aborrecido;
Con que así, opino, que el mejor partido
Es meterse en su casa bajo llave.
Y aunque digan algunos rodaballos
Que es usted algo escaso de meollos,
No desperdicie el tiempo en impugnallos
Porque todos sabemos que hay criollos
Que se ponen a hacer el papel de gallos
Sin que puedan hacer papel de pollos

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Impactos: 56

Comparte y disfruta!

0 0 0

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notificar a
Te sugiero seguir leyendo...
Aunque dicen durmiendo no se vivea ratos es mejor estar dormido,que sentirte en el alma doloridode rabia y de rencor. Quien sobrevivedeseable si no fuera…

Vale. Pongamos, no te gusta lo que escribo. Pero ¿a qué perder la oportunidad de leer entre
más de 20.000 poemas de reconocida autoría? Prueba a buscar tu poeta preferido.

¿Qué hay de nuevo?
X myStickymenu