RECONCILIACIÓN

Mi Poeta sugerido: »Mar Benegas

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas de AMOR

 

Vi la puerta de mi prisión abierta
tras de un paseo por la noche oscura,
triste condena llena de amargura,
de ilusión y satisfacción desierta.

Sin aliento detuve ante la puerta
dudando al iniciar su travesía,
percibiendo que al fondo me decía
despierta joven, por piedad despierta.

Ciego, mi mano tendí hacia el parnaso,
mirando a su interior cerré los ojos,
creí reconciliarme con la muerte.

Allí estaba mi vida al cielo raso.
Su imagen divisé y en mis sonrojos
la esperanza ya nunca de perderte.
©donaciano bueno

Nunca hay que perder la esperanza? Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Mar Benegas

Mar Benegas

Nueve edades

La maldición pulverizada
o polen enfermo
entrando sin resistencia

nueve edades penetran en los pulmones
la matrona intensificó los movimientos
la huida hacia el futuro no era posible

podía barruntarlo
belfo contra polvo de odio
Luperca fue su exilio
pelo roído
madriguera

obstinados turpiales
al aviso la señal
desde la rama o la brizna

los cinco mil pájaros
levantan el vuelo
en un sacrificio inútil
el reino de la razón abre su cuerpo
inmenso y poderoso.

De lodo a lodo

I
La luz crecía en otros parajes

Tu viaje de esperanza
alimentó al gran cadáver

tienes un país azul
apuntándote a la sien

pero sufres
y tus hijos se llenan de ira
al otro lado del mundo

II
Trino desconocido
desatinan entenderse
el extranjero cruje
bajo el peso del sol

-no es suyo-

y embosca su lengua

III
Del Sur
un eco de ánsares

migración periódica
cíclico intervalo
impregna el Norte

dos veces

ni siquiera
su plúmeo testimonio
turba sueño

los mercenarios dictan sus leyes, la ciudad
mugiendo como una vaca herida

tenemos algo dentro, asoman por las comisuras
de nuestros labios plumas negras, no queremos
darnos cuenta de que ya olemos a muerto.

VII

Tierra
y
cielo
copularon
noche
y
día

de su cópula infinita
iban pariendo

materia de dioses fuimos
por eso soñar
y avanzar contra el viento
generosos los dedos
abiertas las palmas de las manos
como alas

algunos hombres-nido
justos como raíces
crecer y cobijar, permanecer

que lo humano viene del pájaro
es lo primero que ha de aprender un niño.

 – – 

de La ciudad o la palabra pájaro

me significo a través de esta plegaria
custodio el fuego que aviva el vientre
el amor incipiente y el vértigo
ofrezco mis pezones al talud de la revuelta
me apoyo en la palabra hembra
en el canto ignoto
larva de luz que irá creciendo
me ofrezco íntegramente a la esperanza.

-31 de diciembre de 2001-

Acunarte sin embargo
en ese hijo árbol
que crece luminoso,
terco en su alegría.
Esa algarabía de ramas
que sujeta el hemisferio
invisible de tus huellas.

Pajarilla mía,
acunarte a ti,
temblor de abandono.
Madre migaja
como semilla triste.

Y cierro los ojos.
Os veo: madre y nieto.
Y sus manos te suben
y te hace rodar.
Rodáis, como norias felices.
Con tanta claridad, tan así
os veo reír.

No tienes miedo,
madre.
Y ríes, pajarilla mía,
como una niña
tú ríes,
y parece tan verdad.

Y aquel bebé que quedó
en mis brazos, madre,
es ahora este árbol,
que nos hace cantar
de alegría. Pajarilla,
pajarilla mía.

/murmullo/

murmullan las puertas una vez al día
murmullan los árboles y sus ramas depositadas en la memoria
murmulla el pasar de las hormigas sobre la tierra, como una apisonadora
murmulla aquella manta que lo cubre y las chinches que la habitan
murmullan los muelles, y sus músculos, y los huesos, y también los pensamientos
murmullan los meses, y los años, y los recuerdos de las golpizas y el mearse de miedo

y cada segundo también murmulla
y la ausencia de sol que palidece la piel
y la mente murmulla

murmulla todo, en este cubículo

hasta que
la herrumbre del candado cede
y se abre la puerta

o la nada.

También te puede interesar...
El tiempo firme siempre se paseasiguiéndole al destino inexorable,tratando de evitar que alguien le vea,el…

Leer poesía? Ni loco!

X
Scroll Up