YO SÉ QUE ME IGNORAS

Poeta sugerido: Matías Behety

EL POEMA Lee otros poemas de AMOR

 

Ya sé que tú me ignoras, no me importa
que el agua ya no bebas de mi fuente,
que escuches los reclamos de otra gente,
que en otro árbol te arrimes, reconfortas
pensando que es mejor y es diferente.

Ya sé desde hace tiempo que el olvido
forma parte de ti, de tus regates,
que admiras los poemas de otros vates
quisieras no mentar ya lo vivido,
sus tretas, sus torturas, sus dislates.

No te guardo rencor. Cada uno tiene
en su vida el derecho a decidir
lo que quiere pensar o ha de sentir,
aquello que a su espíritu conviene,
libertad de elucubrar y aún de mentir.
©donaciano bueno

Cada uno es cada cual Clic para tuitear
POETA SUGERIDO: Matías Behety

Matías Behety

María

A mi amigo Antonino Lamberti

Hacia tu hogar encaminé mi paso
Y me detuve trémulo en su puerta!
El sol se sepultaba en el ocaso,
Y al abrazarme me dijiste: ¡muerta!

La sombra me inundó. El alma entera
En un sollozo se agotó doliente,
Al mirar esa hermosa primavera
Desmayada en el rayo de su oriente.

¡Muerta!, exclamé, y respondiste: ¡muerta!
Delante su ataúd caí postrado…
Cerré los ojos y la vi despierta,
Su angelical semblante iluminado!

Me hablaba, y sonriendo enternecida,
Envuelta en nubes de flotantes velos,
¡Ah! no lloréis, me dijo, mi partida:
Yo era la desposada de los cielos!

Las dos almas

Del triste cementerio en la capilla
En su blanco ataúd tendida estaba,
En cruz las manos, y la casta frente
De rosas coronada.

La incierta luz de amarillento cirio
Su pálido cadáver alumbraba;
Era joven y hermosa; y muerto había
De un hombre por la infamia.

* * *

Del triste cementerio tras el muro
Sobre la fría tierra muerto estaba;
Las negras sombras de la oscura noche
Su cadáver velaban.

Era joven y hermoso; y muerto había
En desafío del que fueron causa
El vicio, el desenfreno y el desorden
De una vida agitada.

* * *

Allá del infinito en el espacio
Cruzáronse dos almas:
Era la una cual la noche negra
Y era la otra cual el día, blanca.

Se miraron, y alzóse de una de ellas
Compasiva plegaria.
Después bajó la negra, hondo, muy hondo,
Y la blanca subió, alta, muy alta!

Te sugiero seguir leyendo...
Yo soy muy bueno, yo abro mi casapara el que es pobre, para el hambriento,para…
Scroll Up