Category Archives: Cuentos

CADA DÍA, UNA PENA

He pasado en la calle donde estaba
tirado un perro muerto,
la gente se paraba y le miraba
que al pobre miró un tuerto, comentaba,
haciendo un aspaviento.

ME GUSTA VIVIR

Si algo me gusta, es vivir,
volar como vuela el viento,
encamarme al sentimiento
y reírme y sonreír,
que el resto me suena a cuento.

Me gusta ver los jardines
con sus flores adornando,
y

UN SIMPLE PASEANTE

Él era un ignorante, algo cretino,
fantasma en un gran circo que, ambulante,
marchaba sin pensar hacia adelante
haciendo muchas veces de adivino
igual que un comediante.

Amante de la vida y sus placeres
cual pollo que borracho está de vino

MÁS QUE AMIGOS

Anoche soñé contigo
y vi que me sonreías,
y aún recuerdo me decías
que querías ser mi amigo.
A dios pongo por testigo,
que aquí yo no me lo invento,
no repitas que fue un cuento
que eso no es

MEJUNJES Y MEZCOLANZAS

Aquí en la población donde ahora vivo
no hay fiesta que se precie si no hay toros,
la música te impregna por los poros,
el ruido del petardo es de recibo,
que el fuego forma parte de los coros.
-

UN LUGAR DEL QUE ACORDARSE

Aunque no quiera acordarme
me niego a morir ¡pardiez!
sin volver alguna vez
al lugar. Y enamorarme
de ese tipo turulato,
luenga barba y gran bigote
visionario, mas no zote,
que en la testa

UNA PATADA A LA AMARGURA

Mientras puedas, cantar, canta,
mientras puedas gritar, grita
asi sientas que tirita
o hace un nudo en tu garganta
Que el que canta al mal espanta
y el que grita resucita
a esa flor que ya marchita
toma un soplo

EL MUNDO AL REVÉS

No puede comprender lo que está viendo,
quisiera no pensar que es retrasado,
que va como alma en pena resistiendo
a fuerza de a si mismo estar mintiendo
mirando sin cesar hacia otro lado.
No acierto a comprender por qué

Por peteneras

Ayer soñé con ser un elefante
para plantarle al mundo una pezuña,
después me vi que no era ni una uña
y quise ser un loro en Alicante
¿Y por qué en Alicante y no en Coruña?
Pongamos que era

PINTANDO EL CIELO

Hoy me he subido a un banco para acercarme al cielo,
cogerle con la mano, pintarle de amarillo,
hacerle más cristiano rompiendo al fin el hielo
sentirle más cercano y hacerlo más sencillo.
Y el banco se ha quejado diciendo no

Enredados

Enredados de la vida en la maraña
de quien dice ser tu hermano, ser tu amigo,
que proclama va mirándose en tu ombligo
y promete se refleja en tu legaña.
Que te arropa con su abrazo complaciente
y se envuelve

Un pájaro sin alas (canción triste)

Me contaron mis abuelos que en la Habana
por la noche, cuando ruge el malecón,
en que afloja la pereza y la galbana,
con su parche, su bandera y su canana,
surge un hombre tarareando una canción.
Por su aspecto

LA FÁBULA DE DIOS, EL GATO Y EL RATÓN

Un gato y una rata se miraban
expectantes al ver quien más reía,
y era dios que entretanto aparecía
atento a la pelea. Y se mataban
y el gato a aquella rata se comía.
El tal gato a conciencia disfrutaba

Las moscas, las hormigas

Aquí, donde ahora habito no hay conejos,
ni hay chopos, ni pastores, ni hay ovejas,
y ni tan siquiera he visto a comadrejas
y no hay rio y tampoco aquí hay cangrejos.
Ni hay niscalos, tamuja, ni hay bellotas,
y

A UN JOVEN QUE EMPIEZA A ESCRIBIR

Amigo mío, si empiezas a escribir,
si quieres ser poeta,
has de hacerlo cual fiel anacoreta
siempre pensando en dar, no en recibir.
La vida del esteta
si se compara con otra puede ser
peor o mejor según el parecer

Pato por liebre

Yo hoy, señores, con todos me sincero,
presumiendo de aspecto tan sensato,
que he visto al rey hablando con mi gato
en acto de mayar dicharachero.
Mi gato que es muy sabia, pues es gata,
al mismo reprochaba, forastero,
por

Con mi sueño en la mochila

Iba yo con mi sueño en mi mochila
rampando por la vida tan campante
como avanza el ingenuo que espabila
o el amor se encamina hacia el amante,
la luna que al paisaje le vigila
la sombra en movimiento atrás

ODA AL BALÓN

¡Oh, ese objeto volador, esa cosa redondita,
tan inquieta, tan chiquita saltando sin ton ni son!,
al que todo el mundo admira, ¡tu eres pura dinamita,
eres la gloria bendita para toda la afición!.
Que provocas emociones de los hinchas

La ciudad fantasma

Esa ciudad perdida en el desierto,
casi muerta, esa ciudad dormida,
con casas sin balcones ni ventanas,
calles sucias de polvo y de tartanas
de antiguos traficantes de bananas
y gentes de presencias reprimidas.
Ese cielo negruzco y tan incierto