Category Archives: Familia

SE FUE SIN HACER RUÍDO

No fui como mi padre, más quisiera,
tampoco me acerqué hasta mis hermanos,
que a nadie yo alcancé. Y ahora las manos
no tienen quien les mime, que les quiera
ya excepto los gusanos.

MADRE NO HAY MÁS QUE UNA

Tenía la paciencia de un Job santo,
con maña devanaba la madeja,
si yo la entretenía, niño deja
cerraba así mi boca a cal y canto
al tiempo que una queja

QUERIDO DIARIO

Tú que sabes de mi, que me conoces,
que escrito en el papiro de mi mente
conmigo siempre vas, sigues presente,
que sabes de mi vida y de mis goces
igual que un buen cliente.

MI MADRE ERA MUY GUAPA

Mi madre era muy guapa, yo no tanto,
mi madre era hacendosa, yo algo menos.
Cuando ella alimentaba con sus senos
me daba hasta saciar, que me atraganto
con solo de pensar al ver tan llenos.

ÁRBOL GENEALÓGICO

Antes de nacer yo fueron mis padres
-mi padre ya murió siendo aun maduro-
y antes ya que mis padres mis abuelos
cansados ya vinieron de otros duelos,
de ancestros, de sus padres, sus compadres,
de aquellos que eran tiempos

AL HAMBRE NO HAY PAN DURO I

Al hambre no hay pan duro se decía
cuando era yo pequeño.
Mejor es perecer en el empeño
que hacer del abandono, no hay tu tía,
pensando eres un leño.

EL PICAPEDRERO

El era un artesano de la piedra,
un buen picapedrero,
que vino al mundo a bordo de un velero
creciendo hacia lo alto cual la hiedra,
mimando su granero.

ZAZUAR, 2 DE JULIO, SANTA ISABEL

Cuántos días, recuerdos, cuántas horas,
cuántas lluvias alegres, cuantas grises,
campanas en la iglesia tan sonoras,
los ruidos de disparos, las perdices.

Atardecer, verano. Atardeceres
de estancias que se acaban con sudores,
los niños sin escuela, las mujeres
de amores presumiendo.

HISTORIAS DE UNA GUERRA

Historias son terribles de una guerra
plagada de venganzas y traiciones,
viniendo a demostrar los corazones
capaces son de ver su amor se entierra
cavando el propio nicho bajo tierra
a fuerza de explosiones.

Recuerdo como un tío me contaba,
escenas

LOA A UN BUEN PADRE

Pues yo nací del vientre de mi madre,
después que se pusiera una semilla.
La siembra germinó ¡qué maravilla!
Y a aquel que la sembró, que fue mi padre
dedico esta coplilla.

Ya sabes lo que dicen, no hay más que

HURAÑO LOBO VIEJO

Siempre fuiste, huraño, un lobo viejo,
una mota que ensucia el calendario,
la pavesa que exhala de un espejo
y el besar al amor le suena a añejo
y que intenta encerrarse en el armario.

Elefante que al campo él ha

EL COSCORRO

Es bien cierto que fui un niño mimado,
lo mismo que un colgajo en una viña,
el suéter que se evita que destiña,
el oro en el joyero más preciado,
el jugo que destila de una

A UNA DESPEDIDA

Pequeños renacuajos, me despido
me llevo vuestra cara y sus retratos,
los ratos de alegría que he vivido,
relatos de emociones que he sentido
y algunos garabatos.

Traviesos gusarapos divertidos
testigos de la infancia, ese milagro,

NIÑOS…

Niños,
esos bichos tan aviesos
que derraman ilusiones,
tan traviesos, juguetones,
tan inquietos y sabuesos
que destripan corazones
regalándonos sus besos.

UN SONETO PARA GENITO

Tal vez quieras saber. Quizás un día,
cuando tengas razón, tú me preguntes
Ya no podré ayudarte en tus apuntes.
Deberás agenciarte un mejor guía.

Y es que el tiempo acelera ya en exceso,
-como sé no lo sabes, te lo

UN SIMPLE GARABATO

Confieso me he sentido algo aliviado
sabiendo que yo soy un ser vulgar,
que debo de aprender a caminar
mirando con cuidado a cada lado
pues puedo tropezar.

No es cierto que yo sea inteligente
-dijo un sabio, yo sé que

DOS MUNDOS DIFERENTES

dos mundos diferentes

Vivimos en dos mundos diferentes,
en ríos muy distintos navegamos,
surtidos por distintos afluentes
y, en fin, que no es igual lo que soñamos.

Partimos de patrones muy distintos
tú siempre preocupada por las formas,
a ti te gusta el blanco

AÑORADAS NAVIDADES

añorada navidad

Yo nací cuando las balas
se quedaron sordomudas
y las gentes, mas sesudas,
ya dejaron de ser malas*,
cuando todo era antesalas
de otros tiempos venideros
que olvidaran los austeros
más amables, menos fríos,
menos zafios y sombríos
y así

LA VIDA BIEN MERECE LA PENA

Amigo mío, Ignacio, en esta vida,
hay cosas que merecen bien la pena
los goces de esas noches de verbera,
los roces de esa mano que, atrevida,
quisiera navegar surcando el Sena.
Ponerse platicar sin aspavientos,
cada cual aportando sus razones

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética