Category Archives: Familia

APRENDE A REPARTIR
Rafael Muñoz Zayas (sugerido)

Pues duermes en tu cama calentita
y vas a un buen colegio,
y tienes cuanto el cuerpo necesita,
empieza ya aprender, niña chiquita,
que eso es un privilegio

ENCAJE DE BOLILLO
Juan Eduardo Cirlot (sugerido)

Mi madre encaje hacía de bolillo,
con arte se aplicaba a sus labores,
sabiendo a lo que hacía sacar brillo,
tornando a lo difícil más sencillo
que obras eran amores.

JUGANDO AL ESCONDITE
José Infante (sugerido)

Mi nieta Geno
es dulce miel, graciosa y cariñosa,
es una bendición, es una rosa,
un dardo al corazón dando en el pleno
que sabe a regaliz de tan mimosa.

DECLARACIÓN DE AMOR
Bárbara Butragueño (sugerido)

Soy un poeta que escribe
poemas para sus nietos
pidiendo que se estén quietos,
que a su ritmo no les sigue,
y que a veces no consigue
que le guarden sus respetos.

MI MADRE ERA VALIENTE
Ernesto Frattarola (sugerido)

Mi madre siempre estaba sonriente
si alguno le llamaba, sonreía,
tenía mucho genio, lo sabía,
mas siempre terminaba complaciente
mostrando su alegría.

CUANDO SUENAN LAS CAMPANAS
Melchor López (sugerido)

Cuando suenan de la iglesia las campanas
me recuerdan a otros tiempos muy lejanos
en que el mundo se abarcaba con las manos
que los sapos convivían con las ranas
y hasta Dios solo era el dios de los cristianos.

DEL COMER Y OTRAS HIERBAS
Ana Merino (sugerido)

Como la mayor parte, de pequeño
yo era un niño glotón y muy egoísta.
Mi madre,
la misma que insistía en que a mi me comía a besos,
frecuente,
con rabia me reprendía:
¡hijo, ya está bien!
¿otra vez comiéndote

MI HISTORIA ES UNA FOTO
Bibiana Collado Cabrera (sugerido)

Mi historia es una foto

Yo sé, dentro de poco seré historia,
quizás alguien se alegre haya pasado,
que alguno habrá se sienta ya aliviado,
al verse liberado de una escoria.

UNA HISTORIA INACABADA
Irene Gruss (sugerido)

Mi vida es una historia inacabada
comienza cuando acaba ya una guerra,
de algunos que quedaron bajo tierra
por culpa de una bala y una azada,
o alguna motosierra.

ACERCA DE MÍ
Rosa Berbel (sugerido)

Os cuento que yo un día vine aquí
como tú, como aquel y ese que pasa,
sin saber para qué, ¡menuda guasa!,
y hoy son tantas las dudas que sufrí,
tanto tiempo pasé pensando en mi
que al ir a

SE FUE SIN HACER RUÍDO
José Luis Hidalgo (sugerido)

No fui como mi padre, más quisiera,
tampoco me acerqué hasta mis hermanos,
que a nadie yo alcancé. Y ahora las manos
no tienen quien les mime, que les quiera
ya excepto los gusanos.

MADRE NO HAY MÁS QUE UNA
Manuel Benítez Carrasco (sugerido)

Tenía la paciencia de un Job santo,
con maña devanaba la madeja,
si yo la entretenía, niño deja
cerraba así mi boca a cal y canto
al tiempo que una queja

QUERIDO DIARIO

Tú que sabes de mi, que me conoces,
que escrito en el papiro de mi mente
conmigo siempre vas, sigues presente,
que sabes de mi vida y de mis goces
igual que un buen cliente.

MI MADRE ERA MUY GUAPA

Mi madre era muy guapa, yo no tanto,
mi madre era hacendosa, yo algo menos.
Cuando ella alimentaba con sus senos
me daba hasta saciar, que me atraganto
con solo de pensar al ver tan llenos.

ÁRBOL GENEALÓGICO

Antes de nacer yo fueron mis padres
-mi padre ya murió siendo aun maduro-
y antes ya que mis padres mis abuelos
cansados ya vinieron de otros duelos,
de ancestros, de sus padres, sus compadres,
de aquellos que eran tiempos

AL HAMBRE NO HAY PAN DURO I

Al hambre no hay pan duro se decía
cuando era yo pequeño.
Mejor es perecer en el empeño
que hacer del abandono, no hay tu tía,
pensando eres un leño.

EL PICAPEDRERO

El era un artesano de la piedra,
un buen picapedrero,
que vino al mundo a bordo de un velero
creciendo hacia lo alto cual la hiedra,
mimando su granero.

ZAZUAR, 2 DE JULIO, SANTA ISABEL

Cuántos días, recuerdos, cuántas horas,
cuántas lluvias alegres, cuantas grises,
campanas en la iglesia tan sonoras,
los ruidos de disparos, las perdices.

Atardecer, verano. Atardeceres
de estancias que se acaban con sudores,
los niños sin escuela, las mujeres
de amores presumiendo.

HISTORIAS DE UNA GUERRA

Historias son terribles de una guerra
plagada de venganzas y traiciones,
viniendo a demostrar los corazones
capaces son de ver su amor se entierra
cavando el propio nicho bajo tierra
a fuerza de explosiones.

Recuerdo como un tío me contaba,
escenas