Category Archives: Fantástico

LA VIDA A TU ALBEDRÍO

La vida aquí es mejor, de eso no hay duda,
vivir aquí es más dulce, más amable,
quien puede comparar dice es palpable,
vivir aquí es posible sin ayuda,
más grato y saludable.

La luz, el cielo, el sol, siempre acompaña,

LA DUDA, EL RUIDO Y LAS NUECES

Ayer salí a la calle, andaba muda,
tampoco percibí silencio hubiera,
me puse a rebuscar, vino la duda
mostrándome a la cara era tozuda
queriéndome avisar yo era un cualquiera.

Así que yo quisiera abrir la boca,
no pude responder pues

EL BARRIO DE LAS LETRAS

Madrid me gusta todo. Me seduce
el Barrio de las Letras.
Me siento acompañado por poetas
y escritos que me encuentro en cada cruce,
del suelo en las losetas.

No sé por qué será pero presiento

¡SIN COMPASIÓN!

Es mala, es muy constante, me persigue,
no tiene compasión, no le da pena,
me tiene sometido a su condena
y agobia al insistirme que me cuide.

Y así que me descuide me machaca,
me trata cual si fuera una cualquiera,

TÚ Y YO Y AQUEL

Tú y yo y aquel, el otro
y el que asó la manteca,
todos,
frutos somos de azar,
de un accidente en este macrocosmos
cuya inmensidad desconocemos.
Nacemos de padres pobres, ricos,
electricistas, funambulistas o toxicómanos,
en un punto del

SOÑAR NO CUESTA NADA

Para soñar preciso es asomarse,
mirar con ilusión por la mirilla
y ver que al resplandor la luna brilla
sin miedo ni temor, e ilusionarse
por tanta maravilla.

La vista echar al frente y relajarse
poner la mente en blanco y

UN NIÑO

Yo era un niño jugando a ser poeta
luego quiso el destino que cambiara
y al arte de vivir que me empleara
y es así que he llegado hasta la meta.

Y hoy, muy lejos ya queda la

AÑORADAS NAVIDADES

añorada navidad

Yo nací cuando las balas
se quedaron sordomudas
y las gentes, mas sesudas,
ya dejaron de ser malas*,
cuando todo era antesalas
de otros tiempos venideros
que olvidaran los austeros
más amables, menos fríos,
menos zafios y sombríos
y así

UN DESATINO

Y un día dije adios, lo juraría
que un día dije adios, no importa cuando.
En aguas movedizas naufragando.
Si no fuera verdad no lo diría.
Mas pude resistir. Que seguiría,
-nadie puede oponerse a su destino-,
achicando allí el

ABRIL

Abril. Sé que era abril.
Yo supe que era abril porque las flores
sin rubor se mostraban vanidosas.
No me digas que no, pues que las rosas
no sabrían mentir. Con sus olores,
su aspecto tan gentil,
sus colores

NO ME GRITEN!

Me canso de escuchar y digo ¡basta!,
¡basta por dios, soy sordo, no me griten!,
por más que con sus lemas desgañiten
conseguiran, no más, que más me irriten,
su grito han de parar, que se malgasta.

SOÑAR, ESE ANTÍDOTO

Yo no sé si soy, no soy, o es verdad lo que ahora veo
que al vacío me he lanzado sin conocer mi destino,
ni sé si aquí estoy, no estoy o estoy borracho de vino
pues

La vie en rose

Hubo un día un lector de letras verdes,
o rojas o amarillas, coloradas,
pintadas de un añil de azul, moradas,
de un manto de color donde te pierdes
y que él las ve manchadas.
Vivía en un entorno afrodisiaco
que aquel

Supongamos…

Supongamos que hallamos a un puntito
en medio del bullicio entre la gente
y a tu chepa se sube y pega un grito
que se oye desde oriente hasta occidente.
Supongamos que, así suene inaudito,
él es un burro andante y

Poeta, inventor

Yo sostengo que el poeta es inventor
de historias que construye con palabras,
con ladrillos arrancando en su interior
o sacando de su entorno alrededor
para hacerlas felices o macabras.
Muchos creen que el poeta ha de regar
de filias con

Mi linda ventana

Aunque dicen durmiendo no se vive
a ratos es mejor estar dormido,
que sentirte en el alma dolorido
de rabia y de rencor. Quien sobrevive
deseable si no fuera resentido.
Que a veces es mejor la lucidez
aparcada dejarla en una

Madrid, un sueño

Sueños he visto, muchos, más. Que en sueños
proclamo mi destreza. Soy experto.
He visto con frecuencia el cielo abierto
y he subido en Madrid. (Los madrileños
tienen paso expedito hacia ese puerto).
No quiero presumir mas si quisiera
podría

Benditos caños

Benditos caños de aquella fuente
bendita lluvia, bendito río,
con sus rebaños de agua corriente,
cuando dilluvia, con su albedrío.
Que extiende un flujo tan solidario,
regando el alma de luz divina,
como refugio de

La noche

La noche está perdida en el abismo,
contigo en esa lucha que sostiene,
la noche que no ignora vas, que tiene
un aspecto de turbio cataclismo.
La noche que aunque llames no despierta
que vive su temor ensimismada,
que oscura