Category Archives: Humor

APRENDIENDO A LLORAR

A gritos voy clamando en el desierto
que el mundo una bazofia es pura y dura,
los mismos que nos mandan son basura
y hoy mismo yo a encontrarme no me acierto
la noche está ya oscura.

DE CUANDO TE VAS POR LA PATA ABAJO

Rogarle a Dios le cuide, esa costumbre
que trueca al que es humano en más humano,
querer a él acercarse con la mano
manchada de vileza y podredumbre
haciendo del pecado una costumbre
es digno de un cristiano.

TÚ Y YO, LOS DOS

Tú eres feo, yo soy guapo,
tú deliras, yo derrapo,
pues que a ambos nos hizo dios
¿por qué distintos los dos
yo de arcilla y tú de trapo?

PERMISO PARA HABLAR

Ahora que el hablar está de moda
cuidando en la palabra desvaríes,
que el punto has poner sobre las íes,
así que tengas fama de rapsoda
con ellas no porfíes.

CADA DÍA

Aprendo. Cada día yo algo aprendo,
que nunca yo echo nada en saco roto.
Cada día me monto en esa moto,
a aquel que no se monta no le arriendo
ganancias al piloto.

UN ANUNCIO EN LA PARADA

Soñaba ser anuncio en la parada
de un bus en que a menudo recorría
el curso de una linda fantasía
pensando encontraría tu mirada.

UN SEÑOR MINISTRO

Un ministro es un tipo de bigotes
que suele hacer allí lo que le manda
aquel que siempre es jefe de la banda
y suele así esquivar a los azotes
si miente o se desmanda.

UN TRISTE FIGURANTE

Mañana, si es que amaina la tormenta
y el sol ya se aparece al horizonte,
detrás de las colina de su monte
comprenda si el vivir le trae a cuenta.

EL PAN Y EL BURGALÉS

Un burgalés de Pro, un castellano,
el mismo que del Cid lleva coraza,
en vez de pedir pan pide una hogaza,
le gusta si es candeal. Y al que es hermano
jamás lo despedaza.

UN HOSPITAL DE DIOS

Así no lo creáis, yo aquí os lo cuento,
que en Quito esa ciudad del Ecuador
yo tuve que curarme de un dolor
y cual es mi penar que allí me encuentro
de dios un chiringuito bruñidor.

MI PERRO ES UN CANALLA

Mi perro es un capullo. Siempre ladra.
La lengua va, me mira y me la saca.
Mi perro es un gruñón. Nada le cuadra.
Con gritos mis oídos les taladra.
Y encima se hace caca.

MIS BAJOS INSTINTOS

He bajado a mis instintos donde todo huele mal,
donde dicen que está oscuro y hay serpientes venenosas,
con hedores variopintos cual si fuera un arrabal,
que hay materias putrefactas, las verdades son odiosas.

YO UN DÍA QUISE SER DIOS

Luchar por ser eterno es muy loable.
Yo un día quise armarlo y poseerlo
e iluso, me enfrenté ya con mi sable
un sable de estraperlo.

MI INGENIO EN VENTA

Mi ingenio en venta he puesto muchas veces.
Me extraña que no encuentre un buen postor.
De todo lo que tengo es lo mejor,
pudiera asegurarlo que con creces
él tiene un buen motor.

QUINIENTAS PALABRAS

Si quinientas palabras no son plagio
¿cuántos versos se pueden fusilar?
La tal Lastra debiera meditar
qué me espera si escribo y tal naufragio
no puedo yo evitar.

EL SEÑOR PRESIDENTE

¿Quién manda siempre aquí? El Presidente.
¿Qué méritos aporta? El que más trepa.
El mismo que se pasa por la chepa
aquello que lamenta y que no siente
y allí donde le quepa.

JUGANDO AL ESCONDITE

Andaba yo jugando al escondite
-parece que fue ayer cuando era un niño-
y vino la verdad a hacerme un guiño
lanzándome a la cara cruel su envite
diciéndome, cariño,

EL REY DE LAS NEURONAS

Un rebaño es un grupo de ganado,
al frente está el pastor que es el que manda,
quien lleva la batuta en esta banda,
y encierra la manada en el cercado.

EL ARMARIO, EL CESTO, EL JILGUERO… Y YO

Al lado del armario tengo un cesto,
que el cesto no me cabe en el armario.
Les pongo a platicar con el canario
e insiste solo juega al baloncesto.

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética