Category Archives: Perdón

ADIÓS, AMOR, PERDÓN, LO SIENTO.

Escribo donde escriben los poetas
en tanto a tal palabra me resisto,
escribo mientras vivo, que me visto,
tornando la memoria a las pesetas,
los tiempos del pasado con sus tretas
queriendo demostrarme que aún existo.

Alepo, una flor

Alepo. Cuando termine la guerra
cuando acabe esa guerra, si algún día
se acabara, por fin, tu vida perra,
te cogeré en mis brazos y haré mía
si es que brazos me quedan todavía
pues no hubieran quedado bajo tierra.
Y

LA VIDA EN UN CIGARRILLO

Yo sé, de este cigarro se apaga la colilla,
que la última calada debo ya de apurar,
y sé que de este trance la noche ha de llegar,
que un día va a arribar mi barca hacia la orilla.
Conozco,

Cuando vuelva a nacer

Pues que Dios siempre da oportunidades
cuando vuelva a nacer será distinto
que hoy prometo ser fiel a sus verdades.
Caso omiso he de hacer a veleidades
ornadas de pelaje variopinto
y por ende también a las maldades
y a

Yo no le reconozco

Pues no le reconozco, no pregunten,
que ignoro por qué al mundo él ha venido,
qué es lo que ha hecho, si algo ha conseguido,
por qué y para qué está. Y aunque barrunten,
ni siquiera

No te hagas de rogar

Veintiocho días, algo menos de un mes, cuatro semanas,
una eternidad sin vivir que te llamo y que te espero
y tú, ausente el mismo tiempo, sin notar mi desespero,
que penando va en la tarde, por

La patria herida

Aún retumba en mis oidos de los soldados el canto,
de las mujeres el llanto por los hijos que han perdido,
a esos héroes convencidos que por ti lucharon tanto
no sufran el desencanto, a los dioses

Busco la paz

No quiero oir nada, no quiero ver nada,
sólo deseo aislarme de este mundo,
sumiéndome en el sueño más profundo,
tiraándome en la cama a la bartola,
dejar vagar la mente sola,
aislándome por fin

Un consejo le pido a usted…

Voy a pedirle un consejo, señor cura.
Ya sé para qué es.
¿Lo sabe usted?
¿Acaso es que en mi cara se percibe la amargura?
Dios todo lo ve.
Lo sé..lo sé.
Soy viejo.

La Noche oscura

Doliente de ti yo vi la noche oscura,
menesterosa y lánguida de alientos
donde el aura se esconde en la negrura,
triste noche sin alma, de locura,
que en su sordez no atiende mis lamentos.
La

Cuando muera…

Cuando muera, que sepan que he vivido
de mi playa mirando al ancho mar.
Sólo hay tres que mi amor han compartido,
que a mi alma y corazón han abducido,
que me han osado amar.
Cuando

Hay gente “pa tó” (*)

Hay gente que viene al mundo dispuestos a hacer el mal
disfrutan del carnaval sumergidos en submundos
pues del tiempo nauseabundos, todo aquí les da igual,
para ellos el temporal solo dura unos segundos.
Gente hay que

Hugo Hernán

El cielo está llenito de inocentes,
no sé cuantos habrá ¿será un millón?
¿un millón has dicho? Añade a ese montón
a Hugo que hoy se ha ido, buenas gentes.
Mas no creas que él era muy corriente,

Niebla

Mis ojos se cierran, las luces se apagan.
Desde los cristales de mis dos ventanas
la lluvia se asoma mostrando sus canas,
preñadas de hielo lágrimas resbalan.
Exudan susurros en la masa gris de mi campanario,

Una lágrima para Isidora

Hoy otra vez la tuerca se atascó,
fue inutil pues estaba ya oxidada
y su vida duró lo que duró,
se acabó y ya llorar no arregla nada.
Que fue una terca gota quien la hirió

Canción triste: el viejo

Y el tiempo fue pasando y se fue hacíendo viejo,
regalando consejos, al ayer recurría,
a sus nietas amaba, por sus nietas vivía,
sólo pensando en ellas se miraba al espejo.
Y pasaban las horas y pasaban

Te escribo desde mi muerte

Te escribo desde aquí, desde mi muerte,
desde el lado invertido del espejo
donde lo que es, se aprecia ya es añejo,
sombras, desolación, materia inerte.
Desde aquí escribo yo, desde este puerto
a el que

Como vino se fue

Tu amor llegó callado, lentamente
igual que a la mañana irá el estío,
como afloran los sueños a la mente,
se agradece el calor cuando hace frío.
Asi llegó a su altar, fue de repente,
como

El final del cautiverio

Óyeme Juan, que me han dicho
que dicen que en este desván
hay muchos que vienen y van
y en su estancia dormirán
por capricho.
Y así dicho,
las horas pasan y pasan
igual