Category Archives: Poemas sugeridos

EL CRUCIGRAMA

Antonio Carvajal (sugerido)

Que el alma no se rinde, se resiste,
haciéndose preguntas pasa el tiempo,
intenta adivinar por qué viniste
y nunca comprendió por qué te fuiste,
¡maldito contratiempo!

ACERCA DE LA EXISTENCIA

Isabel Pérez Montalbán (sugerido)

Vivir es construirse una quimera
tratando de soñar a cada instante,
buscando a una persona que te quiera,
andando sin parar hacia adelante.

HAY RATAS Y RATAS…

Rafael Morales (sugerido)

Comprendo, yo no sé, nunca he sabido,
debajo la ciudad si hay muchas ratas,
entiendo, si es así, que andan a gatas
y salen siempre en medio de un descuido
sobre sus cuatro patas.

LA VIDA A CONTRAPIÉ

Miguel D'Ors (sugerido)

La vida es una estafa. Es evidente.
Que aquí no pintas nada.
Pues naces sin saberlo, de repente.
Sin nadie preguntar ni ser consciente
ya estás en la manada.

PELILLOS A LA MAR

Concha García (sugerido)

Escucho con frecuencia que ha muerto fulanito,
y espero si apostillan a ver qué edad tenía,
después se me aparece la pena o la alegría
según, como y el cuando del cielo el requisito
a mi me tocaría.

EMBUSTEROS

Elvira Hernández (sugerido)

Porque tiene en los ojos dos goteras
que desprenden sus llantos y lamentos,
porque sabe contarte algunos cuentos
para al fin ya salir por peteneras
de tantos esperpentos.

CAÍA, CAÍA, CAÍA LA NIEVE

Claribel Alegría (sugerido)

Caía la nieve, lenta, suavemente,
encima el tejado, sobre las iglesias,
los huertos humildes y los cementerios,
caía sin ruido, volando indolente,
cual ser que es cautivo de sus anestesias,
en cúpulas grises de los monasterios
cubriéndole al valle, en

A UN FANTASMA DE BIGOTE

Juan Gelman (sugerido)

¿Qué veis? pues no soy yo, todo es postizo,
las gafas, el bigote y un sombrero,
que el pelo no se vé pues lo prefiero,
confieso que no tengo el de un erizo
mas no me desespero.

POETA HORTELANO

Aurora Luque (sugerido)

Mis versos yo hoy extiendo por las Redes
igual que el hortelano
esparce las semillas con la mano
buscando que adornado de mercedes,
produzcan un buen grano.

AMOR TEMPORERO

Andrés García Cerdán (sugerido)

Ayer bajé a la playa, el camarero
del bar donde solíamos comer
me dijo al saludar, no has de creer,
que amor no hay quien lo compre con dinero.

CAMPO SANTO

Carlos Pellicer (sugerido)

De corral tiene forma el cementerio,
para muchos su pista aterrizaje,
un recinto marcado en el paisaje
en que el hombre se muestra siempre serio.

LA CASA POR EL TEJADO

David Acebes Sampedro (sugerido)

He soñado. Mas dudo si he soñado.
Y ¡qué importa saber si ha sido un sueño!
Que empezamos la casa en el tejado,
y hoy la misma ya se ha desmoronado
y hemos muerto los dos en el empeño.

EL JUEGO DE LA PENA Y LA ALEGRÍA

Vicente Huidobro (sugerido)

Jugando van la pena y la alegría
buscando cada cual si a la otra gana,
zurrando la una a la otra la badana,
tratando destacar en la porfía.

SI TE HE VISTO NO ME ACUERDO

Roberto Bolaño (sugerido)

Me encuentro con mi pasado,
le guiño y no me saluda,
presiento, no tengo duda,
que el muy tuno me ha olvidado.

CABEZA DE CHORLITO

Balbina Prios (sugerido)

Un pájaro he plantado en mi escritorio
no sabe ni cantar, decir ni pío,
posible es que el terreno esté baldío,
se encuentre aun sin preñar en paritorio
o acaso tenga frío.

VOSOTROS TAN DADIVOSOS

René Mauricio Gordillo (sugerido)

Vosotros los que sois tan buena gente
que hacéis un lado a parte a la razón,
propensos a morir de compasión
si os pide una limosna un indigente
y os toca el corazón.

CUANDO SUENAN LAS CAMPANAS

Melchor López (sugerido)

Cuando suenan de la iglesia las campanas
me recuerdan a otros tiempos muy lejanos
en que el mundo se abarcaba con las manos
que los sapos convivían con las ranas
y hasta Dios solo era el dios de los cristianos.

VIVIR SIN RESPIRAR ES IMPOSIBLE

Andrea Cote (sugerido)

Me acerco hasta mi hogar. Tomo aire fresco.
La vida se me escapa a cada paso.
Me pongo a recordar. Hago un repaso.
No sé qué pinto aquí que nada pesco
y nadie me hace caso.

DEL COMER Y OTRAS HIERBAS

Ana Merino (sugerido)

Como la mayor parte, de pequeño
yo era un niño glotón y muy egoísta.
Mi madre,
la misma que insistía en que a mi me comía a besos,
frecuente,
con rabia me reprendía:
¡hijo, ya está bien!
¿otra vez comiéndote

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética