Category Archives: Sociopolítico

EL MUNDO ACTUAL, EL BIEN Y EL MAL
Emilio Adolfo Westphalen (sugerido)

Hoy puedes navegar por autopistas
salir a pasear, conocer mundo,
la vida disfrutar como turistas,
ver en competición a deportistas
y todo sin pararte ni un segundo.

ME INDIGNA LA INDIGNACIÓN
Eugenio Montejo (sugerido)

Me indignan los que viven de promesas
que suelen anunciar lanzando al viento,
e ignoran lo que afecta al sentimiento,
que ingenian sin piedad desde sus mesas
donde hallan complacencia a su sustento.

PERDÓN POR SER SINCERO
Jorge Valdés (sugerido)

Lamento haber hablado, lo lamento,
lamento aquí haber dicho lo que pienso,
mejor me hubiera ido echando incienso,
mostrando estar vacío de argumento.

MI CASA YA NO ES MI CASA
José Rafael Pocaterra (sugerido)

Ayer volví a mi casa y ya no es mía
que aquella que dejé me la han cambiado,
no existen ni paredes ni el forjado,
tampoco existe luz, no hay celosía
y todo está nublado.

MAÑANA ES OTRO DÍA
Olga Orozco (sugerido)

La calle andaba oscura y el sosiego
fingía hacer de rey en ese ambiente,
-la calle si está oscura no se siente-,
lo mismo al que es vidente o el que está ciego
ni es bella que es durmiente.

APENAS DOS RENGLONES
Magdalena Sánchez Blesa (sugerido)

Mi vida entre renglones es triste y anodina,
llegué al mundo siquiera sin yo haberme enterado
en un lugar bendito que el cielo me ha otorgado,
ungido de inocencia de gracia que es divina.

A DON JOAQUIM TORRA
Ana Rossetti (sugerido)

Te incrustaron rencor desde pequeño,
tanto odio te inculcaron en tus venas
que hoy te impiden soltar ya esas cadenas
truncada por el tiempo en un mal sueño.

UNA HISTORIA INACABADA
Irene Gruss (sugerido)

Mi vida es una historia inacabada
comienza cuando acaba ya una guerra,
de algunos que quedaron bajo tierra
por culpa de una bala y una azada,
o alguna motosierra.

NIMIEDADES
Luis Llorèns Torres (sugerido)

Que no soy de este mundo, dijo Cristo,
y yo que Dios no soy,
hay veces que no entiendo por qué estoy,
y a hacer el paripé ya hoy me resisto,
que ignoro por qué vengo, donde voy.

¿QUÉ COÑO ES LA HISTORIA?
Nicanor Parra (sugerido)

Que el mundo ya la historia no digiere,
mejor es se atraganta,
se escapa un buen relato a su garganta
mostrando solamente lo que quiere,
aquello que a él le encanta.

NOSOTROS LOS DE PUEBLO

Nosotros, los de pueblo, que nacimos
al fin de que acabara ya una guerra.
Tuvimos que amarrarnos a la tierra,
tan tristes esos tiempos que vivimos
escasos de soñar, sin una perra.

A VECES ME PREGUNTAN DE QUIÉN ERES

A veces me preguntan de quién eres,
si hubiera sido ayer, soy de mis padres,
aquellos que me ponen los deberes
los mismos que disfrutan mis quereres
y sufren mis desmadres.

EL DÍA EN EL QUE FRANCO RESUCITÓ

Estaba él descansando dulcemente
ajeno a lo que ocurre,
lugar donde la gente ya se aburre
que allí se duerme en paz plácidamente
y el tiempo no trascurre.

EL HOMBRE DE LOS TIROS

El hombre de los cohetes, los petardos,
aquel que siempre va tirando tiros,
no entiende cuando se habla de suspiros
se ensaña mientras va lanzando dardos,
tratando va de hundiros.

EL PRESI, SEÑOR SÁNCHEZ

¿Qué tiene el señor Sánchez y qué tendrá el poder,
ansiando tanto ser de nuevo el presidente,
consciente hay mucha gente que no le puede ver,
debiendo convencer sabiendo que él nos miente?

DE CUANDO TE VAS POR LA PATA ABAJO

Rogarle a Dios le cuide, esa costumbre
que trueca al que es humano en más humano,
querer a él acercarse con la mano
manchada de vileza y podredumbre
haciendo del pecado una costumbre
es digno de un cristiano.

UN SEÑOR MINISTRO

Un ministro es un tipo de bigotes
que suele hacer allí lo que le manda
aquel que siempre es jefe de la banda
y suele así esquivar a los azotes
si miente o se desmanda.

YO SOY PREDICADOR

Robaros la inocencia ese es mi oficio.
Yo soy predicador.
Soy padre, el elegido del Señor,
quien dude de mi honor sabrá el suplicio
que habrá de soportar, sin un resquicio,
por ser tan pecador.

UN TRISTE FIGURANTE

Mañana, si es que amaina la tormenta
y el sol ya se aparece al horizonte,
detrás de las colina de su monte
comprenda si el vivir le trae a cuenta.