SUEÑO INFANTIL/

Pedro Luis de Gálvez (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros CUENTOS

 

A Martina

Era un niño que soñaba
y entre su sueño veía
que una rosa florecía
al comenzar la mañana.

La rosa se puso al sol,
desplegó todas su hojas
y entre aplausos y lisonjas
la rosa al sol se durmió.

Cerró, las hojas cerró
más no creáis que dormía,
un ojo abierto dejó
viendo si alguien sonreía.

Y vió que allí estaba él
que ensimismado miraba,
el bellísimo clavel
con quien la rosa soñaba.

Todo pasó en un tris-tras,
tiempo en que esto sucedió,
un suspiro nada más,
que el clavel la fue a abrazar
y el tallo se desmayó
¿si es verdad? eso es igual.
©donaciano bueno

POETA SUGERIDO: Pedro Luis de Gálvez

Pedro Luis de Gálvez

A MARIÁ PUJOL

Personaje nacido de sí mismo,
es el creador y, a un tiempo, la criatura;
mente que ha enloquecido la cordura,
lumbre de amor en cárcel de sí mismo.

Su viejo corazón es un abismo,
del Quijote fraternal hondura:
sufren los dos de idéntica locura:
se le seca en el seso el egoísmo.

No envidia ni desea, no atesora.
La cárdena noche de la guerra
vierte su pluma nácares de aurora…

Alto, enjuta la piel, solo, sin nido:
es su patria el pedazo de la tierra
donde puede acorrer a un oprimido.

EPITAFIO A JULIO ANTONIO (Fragmento)

Era hermoso.
Las mujeres lo destrozaron.
Tanto lo amaron
que se volvió tuberculoso.

Nació para el Amor
y la Gloria.
¡Es su historia
toda dolor!

Fue un poeta del barro.
(Poco dinero, mucha hambre,
siempre arrojando sangre
y siempre con catarro.)

Todas las rosas del placer se le ofrendaron
en las alcobas silenciosas.
Él dio las tristes rosas
que de su boca se derramaron […]”.

UNA CALLE

Calle mal empedrada, sucia, estrecha y torcida.
Los perros y las viejas, calentándose al sol.
Una posada equívoca se ofrece en un farol.
La taberna. El barbero. Huele a cosa podrida.

Los renegridos muros, llenos de cicatrices.
En algunas ventanas, puesta a secar la ropa:
cuelga una falda negra que parece una hopa.
Albergue de ladrones, vagos y meretrices.

Los chiquillos, desnudos, se arrastran por el lodo:
“El Bengala”, “El Pasmao”… Todos tienen apodo.
Un coche de tercera*, negro y trágico, pasa,

con la cruz en lo alto, los “pitejos” y el muerto:
los baches y las piedras le hacen andar incierto,
como borracho alegre que no encuentra su casa.

FUENTE CLARA

No hay libertad posible sin cultura:
primero, el pan; mas luego la cartilla:
Si no aventas al surco la semilla,
no llevarás al grano la moltura.

Ni paz al hombre ni ración segura,
que es la ignorancia lo que al hombre humilla:
No pruebes en ti mismo tu cuchilla
ni te caves la propia sepultura…

Tienen los libros resplandor de aurora,
son caricia y orgullo de la frente:
La lectura ennoblece y enamora:

nos cierra el corazón al sufrimiento,
y es generosa, cristalina fuente
donde apaga su sed el pensamiento.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)

Comparte y disfruta!

Te sugiero seguir leyendo...
Muy cerquita de mi casa hay una escuela llena de garrapatas, mas no creáis que estas son de cuatro patas sino…
Ir al contenido