SUEÑOS DE AMOR

Poeta sugerido: Miguel Ángel Gómez

EL POEMA Lee otros CUENTOS

 

Soñé que estaba soñando,
que soñaba yo soñé
que una estrellita bajaba,
en mis manos se posaba,
una brisa la empujaba
y despacito se fue.

Soñé que estaba soñando
que una música temprana
entraba por la ventana
anunciando el nuevo día,
un hada la recogía
y a los vientos la lanzaba
y así desaparecía.

Soñé que estaba soñando
que una rosa pizpireta,
muy primorosa y coqueta,
me daba los buenos días,
con su olor me perfumaba
la estancia donde dormía,
y en un tris tras se escondía
debajo de mi almohada.

Soñé que estaba soñando
que tenía una ilusión,
un sueño, una fantasía
dentro de mi corazón,
y al grito de la pasión
mi corazón se partía.

Y de pronto desperté
y vi junto a mi a mi amada,
con los ojos me miraba
y de nuevo los cerré
para nunca ya ver nada.
©donaciano bueno

Maravilla los sueños Clic para tuitear
POETA SUGERIDO: Miguel Ángel Gómez

Miguel Ángel Gómez

País del llano

a Adelina del Carril de Güiraldes

Siento la pampa sola,
sus ojos más lejanos vencidos por el viento,
cuando el cereal se hunde como lunas
pujantes de belleza.

La pampa es diferente a todo otro planeta.

Mirad sus aguas. Caen calladamente,
su verde espacio inundan, solitarias, con lagunas de sueño.

Dejadme ver su aliento sumiéndose en los pechos,
sus colores de amante,
su lejano suspiro,
su deseo:
ese fulgor caído en su grandeza.

Quiero su luz para cavar guitarras,
sus potros desbordados como llamas quiero
y el árbol donde busca su lamento.

 – – –

hay el día en que es noche
. y en la batalla perdida
hago el poema en prosa de la ninfa
. de la bestia extinguida
la lengua su lengua de mentir
. es la desnudez que la luz apaga
tus pies descalzos, lesbia, golpean ruinas humeantes,
. tu boca
es la lengua de trapo de la muchacha
yo te miro moverte por la habitación con una camiseta
. del che guevara
que tiene en el torso unas letras
en semicírculo
sé que puedo ser muy feliz contigo
que eres un regalo malva y rosa
*
henry miller ya sabes viene a verme
tedioso, riente, invariable
y con el cuerpo etéreo
viene de apuñalar caballos al azar
en el callejón
de subir un edificio alto
como una mosca
de volar con alas auténticas
volar y volar y volar
recorriendo weehawken, hobooken
hackensack
bergen beach
en un abrir y cerrar de ojos
él clava cuchillos en todas las partes
de su cuerpo
si le disparan con una automática,
las balas se desvían
y hacen tat-tat-tat
contra la pared
me dice
que es un metafísico
de la especie instintivista
luego se va jubiloso y feroz
qué difícil el salto de la vida
a la muerte
de la muerte a la vida
qué cruento portazo
cuando henry miller se esfuma
convertido en un auténtico esquizerino

SIN TU AMOR

Sin tu amor sería un tipo que daría vueltas en la oscuridad
buscando un lugar donde echarse a dormir, una noche negra con señales de oso
y carreteras que no conducen a ninguna parte. Sin tu amor.
Sin tu amor nadie me ofrecería su encantadora
sonrisa fluorescente, viviría completamente
en el pasado,
un fuerte viento del norte batiría mi cabaña.
Sin tu amor Vivaldi tendría frío y estaría calado a solas en nuestro cubículo.
Si por ti no fuera me rendiría absoluta,
condicionalmente, preso de la apatía.
¡Oohh! No podría resistirlo.
Nos dimos un larguísimo y loco beso.
Sin tu amor Hamlet tendría los ojos llenos de lágrimas
¡Oh, Dios del cielo, el mundo sería irreal, cicatero y estúpido!. Mujercita mía,
me perseguirían los perros miserables.
Ni me arreglaría la corbata.
Ni habría botella de vino y buen fuego,
bajo las divinas estrellas.
La lámpara del cuarto de estar
no estaría encendida sin tu amor.

PALABRAS PARA JULIETA

Romeo corre como un loco con un solo
zapato perseguido por un hombre
llamado El Buen Samaritano.
¿No vienes hacia la Estatua de la Libertad?
Anuncias que tienes que ocuparte de un asunto
muy importante
y me ruegas que te disculpe por un rato.
Ahora que los ladrones de bolsos ignominiosos
te dijeron: «Espera, espera», jadeando
y agarrándote furiosamente, amor mío,
no corre fuego por las venas.
Romeo resbala, cae moribundo, te silba
en este mundo y en el próximo
y en todos los mundos por venir.

TOCAR TU PIANO (OH AMOR)

Yo debería tocar tu piano
por mis mezquinas deudas
¿Por qué no pruebo
a tocar
si llevo las de ganar?
Estoy seguro de que soy capaz
de tocar
melodiosamente.
Puede que el tocar sea un acto
que ha de estar desprovisto de voluntad
pero yo debería tocar tu piano
por una hora más o menos
y que los cuervos salten
frenéticamente de
un adoquín a otro.
Debería entrar en
la atmósfera de tu cuarto de enferma
cargando una pluma chirriante
¿qué pasó con los pianistas
que tocaban
curioseando en sus asuntos
más secretos?
Oh amor
yo debería tocar tu piano legañoso
observando las teclas
con mirada persistente.
Las lobas entrarían a hurtadillas
desde las afueras para escucharme.
Un periodista
me pide tu dirección
actual.
Debería tocar tu piano
oh amor,
lento y ardiente,
puedes estar acostada
leyendo a Kawabata,
puedes estar haciendo el amor
con otro púgil
pero debiera tocar tu piano
día y noche
rápido y ágil seguro y vivo.
Llévame contigo y deja
que las cosas
sigan su curso.

ESCUCHA QUE ES LA NIEBLA

Escucha, escucha ahora que es la niebla;
su ademán invencible, su desdén por las cosas.
Escucha como rompe el corazón caído,
llegando en telarañas a los ojos.

Como árbol enterrado al pie de grandes ríos
deja rostros, otoños,
corolas donde duerme una lanza inmortal
y nos desgasta ahora
el modo de mirar,
la débil ilusión de seguir alentando encima de la muerte.

Escucha en sus espumas de color venenoso,
sonidos de marismas repentinas.
Alguien desaparece
-quizás tú, quizás yo podamos serlo-
descarnado de pronto por crueles minerales.

Escucha sus aullidos entre la blanda niebla.

Sufre. Somos nosotros.

¿Oyes tu corazón que la jauría acosa?

Nosotros vamos solos, pronto a exterminarnos,
envueltos por la niebla;
más detrás de grisáceos follajes mortecinos,
a través de su piel secular,
en las agrias vertientes que por ella circulan,
recobramos un perfil indolente,
signo de un leve paso por la tierra,
señal de persistentes nostalgias vagabundas.

Vengo desde un pueblo casi anónimo

Vengo desde un pueblo casi anónimo
olvidado del tiempo y del espacio.
Y viniendo dejo a los otros,
añejos silencios, oscuras impresiones.
No reniego de mi origen ni de mi historia.
Acaso los cisnes lloran cuando parten ?
Se que me han robado el pan y la sangre.
Quizas también he perdido las horas, la distancia
y los besos húmedos del viento, de la lluvia,
del invierno.

Vengo desde un pueblo casi anónimo
cansado de sentir los días y las noches.
No han matado ni mi sed ni mis hambres
apenas si he dejado ancianas sombras,
amigos olvidados, recuerdos diluídos.

Presiento que vengo desde lejos
-anciano de lo eterno, niño del pasado-
transpirando gotas de azufre y de mercurio,
asentándome en la tierra, lanzándome a los aires,
llevando entre mis venas luciérnagas despiertas
que iluminan mi carne.

Pues vámonos ya ! Vejado en la tristeza,
parido en la alegría.
A poner mi nombre inscripto en la esencia de la vida.

¿Conoces el POETA SUGERIDO? ¿Te gusta?

avatar
  Subscribe  
Notificar a
Te sugiero seguir leyendo...
Tu eres pollo de perdiz que navega sin consuelo, sin poder alzar el vuelo, despistado…
Scroll Up