Labios de colores

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ya sé que tú piensas de mi que soy un pendenciero
más es por eso que hoy pretendo dejar bien claro aquí
que todo lo que yo hago, nunca lo hago por dinero,
y que si soy así
no es porque yo sea un truhán, rufián, ni un bandolero,
que únicamente me comporto asi porque te quiero.

Que lo que deseo son tus labios rojos carmesí,
ni tu voz, mirada, sonrisa a mi me atraen tanto
aunque yo haya descubierto en tí más de un encanto,
pero es que para mi
esos labios me causan frenesí, gourmet de santo,
que de sólo pensar a mi existir causan quebranto.

O sean tus labios de doncella, verde aceituna
los que yo desearía ir escalando y percibir
en una plácida noche de amor bajo la luna
y una vez allí
abrazado dulcemente a ti, mujer moruna,
ponernos juntos a contar las estrellas una a una.

¡Oh, labios tan repletos de pasión desenfrenada!
ardientes, delineados, de diosa que provocan
¡ser tu aliento, poder estar más cerca de tu boca
y convertirme en hada
del placer que desde el altar de su morada evocan
epicúreas sensaciones que a mi me descolocan.

Esos, tal vez, azules de mar, labios sinceros,
de ósculos amorosos que ajando ya se gangrenan,
salitre que en los ojos van fundiendose en su arena
besos de cielo ,
de brisas inundadas de sonrisas que envenenan
permíteme que en tus labios me enrosque y que te beba.

Labios, labios, labios, de todos los colores, labios
Me gustaría agarrarme a esos blancos de inocencia
de mieles virginales y empalagan su presencia
y así de tus resabios
disfrutar mientras gozar le permitas de su esencia
a este amor impaciente al que enriquecen su existencia

©donaciano bueno

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!