MI POTRO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas ERÓTICOS

 

¡Cabalga, cabalga
mi potro Lucero
aprieta las nalgas,
anda más ligero!

¡Galopa, galopa
mi egregio corcel,
móntate en mi popa,
soy tu doma fiel!

Súbete a mi lomo,
mímame en tu pelo.
que yo soy tu ecce homo,
y tu mi alma en celo.

Me subes, me bajo,
te montas, me apeo,
empuja, despacio,
que yo me mareo.

Me engarzo en tu albarda,
¡qué grande es mi anhelo!
que la noche es larga
¡súbeme hasta el cielo!

Quien tome las bridas
llegará el primero.
Si sientes tú muidas*
tu acierto es certero.

Toma pan y miel,
ya embriagarme quiero.
¡Disfruta el pastel
que yo vivo y muero!
©donaciano bueno

Es la fiesta de la piel
la caricia mientras dura
y cuando se aleja deja
sin amparo a la lujuria
Mario Benedetti

Este sencillo poema trata de simular de forma muy sibilina y jacarandosa, un acto, a veces tachado de inmoral, imprescindible para la supervivencia de la especia humana, que los adultos realizan, gracias dios, y que, salvo algunos desinhibidos, todos ocultamos. (*) Muida: Extraer la leche exprimiendo la ubre.

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética