CANCIÓN TRISTE: el viejo

Poeta sugerido: Víctor Rodríguez Núñez

 

Y el tiempo fue pasando haciéndole más viejo,
donando sus consejos, al ayer recurría,
sus nietas adoraba, por sus nietas vivía,
pensando solo en ellas se miraba al espejo.

Transitaban las horas y pasaban los días
y en esa expectativa fruncía el entrecejo,
del que era su semblante no más que otro reflejo
que de cerca observaba, de lejos no veía.

Se fué quedando solo, y a solas con sus versos,
sentado ante su mesa y en el mismo sillón,
sus sueños pretendientes repletos de emoción
bailando y al compás de conflictos diversos.

Pero un día un buen dios le quiso llevar lejos,
marchándose en silencio en aquella tarde fría
que el cielo se nubló y que aunque él no lo sabía
fieles le acompañaron los rastrojos añejos.

Permitan le recuerde cuando joven radiante
él era el universo que al mundo se comía.
Y es que él fue muy feliz en esta travesía
con brillo en su señuelo y luz en su semblante.
©donaciano bueno

POETA SUGERIDO: Víctor Rodríguez Núñez

Víctor Rodríguez Núñez

[Santa María]

sin media luz donde caerse muerto
tirado en esta playa
como el cangrejo que no tuvo suerte
y el niño perdonó

compadeces a la piedra que te guiña un ojo
su fresca militancia
y la bicicleta cargada de caracoles
te cruza entre las muelas

la arena en las cesuras
hace que las claves no estén en tiempo
el mundo es una güira pintada como quiera

para la discreción de los turistas
nadie te contó antes
lo que se aprende si sales del agua.

[Malecón]

el ruso con arpón y la santera
pisan fuerte sobre la savia de flamboyán
no hay sentido común
                                        solo hollar la belleza

él ensartará su cubera de oro
coleando en el agua enjabonada
ella se casará con su turista
encantado con la asimetría de los pechos

todo en la misma tarde
en que el sol decidió quedarse fijo
sin embargo la lluvia se apersona

se filtra entre las ruinas
cuando la noche vuelva encontrará
desilusión en sal.

[Rancho Boyeros]

uno no viene de ninguna parte
uno no se va nunca
aquí te tienen sudado y ansioso
en la acera del sol la de los negros

sin vuelta o paraíso
                                    sin infierno o partida
ni la imaginación ni la memoria
te cambiarán de banda

siempre has estado allá también aquí
no hay otro lugar que este resplandor
milagro constatarlo

y cuando ya no seas
la misma indignación
                                       único compromiso.

vuelo 1

un vuelo sin destino sin origen
como bala de plata
                                  en la boca del lobo
la nostalgia agrumada nubarrón

claridad turbulenta
abordo del vacío
                              en su piel de majá
una pluma en la elipse de la noche

la violencia cubierta
                                     con maleza celeste
fijeza inalcanzable trayectoria

como rayo de albur
                                    adentrarse en el día
en el destierro también amanece.

vuelo 2

entre las nubes nadie es extranjero
latitud de la lengua
                                   longitud de la sangre
materia que se piensa y contradice

agua vapor escarcha
rápido de los Andes témpano de Noruega
lágrima de caimán
                                  traspiración

nunca tropiezas con la misma gota
con el otro carámbano
sino la turbulencia que entrecruza las penas

su comercio intangible
                                         estela de lo informe
eres el compatriota de las nubes.

[Ohio River Valley]

ya viene el horizonte
puedo escuchar su luz
                                         que tropieza con todo
y me deja la piel con sabor a jengibre

ya se deja empuñar
la z materna del río Ohio
sus fábricas de noche electoral
sus almacenes de desasosiego

ya las casas en mí
como remaches sobre el fuselaje
de un avión en el iris de un tornado

y el descenso hacia ti
                                      sonrisa izquierda
y el abrigo que me empieza a extrañar.

 [Mazorra]

en el pabellón rojo los enfermos
pendientes de la voz como una espada
deletrean la palabra astrolabio
la nada no interrumpe

su discurso borbota de las tumbas
orejas de la muerte
a la sombra rebelde de una ceiba
su voluntad hidráulica

el agua no sigue un solo camino
el sol sabe que se marchitará
por eso en la miseria resplandece

una fuerza verde impulsa la elipsis
la muerte es muda
el crisantemo habla por ti.

[Plaza de la Revolución]

y se apiñan el que da cincel a la mañana
la que carga una puerta
por donde no va a entrar
el que deja caer su arroz con leche en la esquina

la sorda de cañón que marca el paso
en ruedas de casino
el que nunca se sienta
en sillones de mimbre

la que encuentra un paisaje
al abrir la última lata de Vita Nova
el que niega el saludo

pero va a la reunión del comité
la que vomita el alma
el que vuela esta noche

[Manaca Iznaga]

en la memoria zurda
todo una sola vez
como un pomo repleto de cocuyos
si nada fue futuro nada será pasado

con rocío en la prisa
espigas en el alma
esa torre torcida en Chesterfield
tiene que ver contigo

también la torre Eiffel
siempre al tanto de lo que no sucede
universal como la tojosita

el Wye y el Agabama
no líneas multiplicaciones puntos
sino la mancha hambrienta de sentido .

Te sugiero seguir leyendo...
Está preso mas no es un delincuente,está preso y no sabe ni el por qué;que…
Scroll Up