CARNE DE MEMBRILLO

Poeta sugerido: Raquel Jodorowsky

EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

Quiero escribir cual carne de membrillo
que en sus poros jugosa miel rezuma,
la colora pintada de amarillo
y ese poder de seducción que abruma.

Y he de hacerlo muy suave, despacito,
cual si fuera volando entre la bruma,
sumisa, en soledad, un requisito
hacerlo por la noche y con la luna.

Como el agua saltarina en riachuelo
desliza sin cesar, sin hacer ruido,
el hielo derramando va su anhelo,
acurrucado un pájaro en su nido.

Las flores que de escarcha se marchitan,
la estrella soñadora allá en su cielo,
los fantasmas que bajan y levitan,
un trozo de quimera, ese señuelo.

Escribir así fuera al desaliento
que oculta sus suspiros en la brisa,
a dios, al sol, al mar, al firmamento,
y de una jovencita a su sonrisa.
©donaciano bueno

POETA SUGERIDO: Raquel Jodorowsky

Raquel Jodorowsky

HIMNO DEL MUNDO

Estrellas de mar
Cargadas con el fuego
Del agua primordial
Con su piel llena de cráteres
Y púas de rojo amanecer
Con lunares de sol negro
Que palpitan.

Carne de estrella viva
Trozo de Era Fósil y esqueleto violeta
Cinco brazos terminados en pies
Que flotan como pétalos libres.

Pongo dos estrellas
Dos fragmentos de océanos rotos
Sobre mis ojos
Traspaso su misterio húmedo
Flor de luz y dureza marina
Así me encontrarán, varada
Cubierta de estrellas de mar
Cual diosa nómada del cosmos
Que en el límite del mundo
Se ha tendido a soñar…

LA NOCHE POR ARRIBA

La noche sube del suelo
Con un corazón de alas redondas
Humo de oscuridad que nos abraza
Mientras duermen los astros.
¿Quién eres lo que se llama noche
Alzada como trigo sarraceno negro?
Gran Madre varonil, Gran Padre vestido de abuela,
Con leves huesos de mosca, tul o pestañas de flor
De pronto maduras como fruta de hierro
Y apareces, abarcas, envuelves
Transformando los bosques verdes en hojas de carbón
Cual grillete pegado en la piel del mundo
Sombra derramada noche
que aspiras el silencio caliente de lo humano
cubres, pasas, decapitas lo movible
guardando en tu bolsillo las vidas y los muertos
en una gran lágrima llena de amor.

Quisiera saber adónde queda
La caverna del abierto cielo
Ahí donde lanzas el grito contenido
Quiebras los tentáculos de la negrura y retrocedes
Invadida por la luz enemiga
Por el triunfo del alba
En el brillo de las piedras y las plumas.
Bajas tu párpado gigante
Telón que cierra la ciudad hostil
Huyes de la claridad
Arrastrando tu sombra llena de clavos
Noche de cabeza acorazada
Escondiendo los cráteres, tus pinzas
Noche herida como perro acorralado.

Mientras nosotros en la mortal existencia
Seguimos suspendidos observando la eternidad
Del presente y del pasado
De las guerras de la noche
Contra las guerras de la luz.

OLVIDO

Crece la hierba roja del olvido
Y todo lo dispersa
Hay fieras lámparas encendidas
¿quién hundirá sus manos en el fuego
Y rescate mi rostro entre cenizas?
Los huesos del viento
Emiten música de luz mordida
Cuentan la memoria de la tierra
En melodías de náufragos
De sonámbulos en el límite del precipicio.
Para volver invisible tu recuerdo
Trazo un encantamiento ante tu puerta
Con señal de tiza blanca
Y alfabeto de luto
Pero en dificultades progresivas
Aparece tu rostro
Estornino de mejilla plateada
OH, licor de amor, llanura de agua
Como paloma nueva tus besos fueron.

Hoy salen de la nube del alma
Mares y lápidas, bocas quebradas
Y trampas de sol.
La hierba roja del olvido
Cubre el lenguaje azul
De todo cuanto ardió, por un instante
En el vuelo de la vida……

JUEGOS

Surgen evidencias
En el juego de la muerte..
Personajes de extrañas liturgias
Aparecen mostrando
Sus mejillas de madera
Entonan canciones con labios
Detrás de los dientes
Y entre huesos de pestañas
Intercalan con Arte
Manojos de plumas vivas.

Semejan Dioses expulsados
De alguna iniciación
Con rostro alucinante
De pronto nos rodean.
Una población del Más Allá
Divinos que han recibido
Determinada clase de Gran Luz
Sólo para crear
Enormes sombras
En nuestra lenta realidad.
*
En el quinto día del quinto mes
se inicia el bautismo del tigre.
Se le hace beber algunas gotasde un líquido sagrado
para que se convierta en mensajero
del espíritu de la Montaña de Diamante.

Ahí se encuentran de manera visible
rostros de sabios y nombresdados a cada piedra
y donde quedó esculpidoel Modelo de la Creación.

Si alguien visita en personala Montaña de Diamante
tragando carbones encendidospodrá vivir en más de una dimensión
sin tener que abandonar la tierra.

Y si fija la miradaen la región del misterio
podrá contar cuántos Dioses desterrados
danzanen una sola lágrima del tigre.

En los mundos de arriba
hay el camino de otras gentes

Un poblado de espíritus
de hombres y mujeres

que desapareceny vuelven a aparecer.
Salen de la pielhasta que la aurora
encuentra al buscador.

En los rumbos de lo alto
se reconocen los poetas
que poseen una
el ala derecha.

Sopla hacia el cielo
tu pensamientoy lo verás…

Aquí estamos

Aquí estamos las madres negras
petrificándonos
como un raro ejemplar
de otras edades.
Sin que estas palabras
puedan cambiar
las decisiones de los hombres
que mantienen los pueblos
en la sombra.
Aquí estamos las mujeres poderosas
rodeadas de atormentadores
reducidas a cenizas
por la mano del hombre.
¿Dónde va a florecer nuestra familia
si se contamina la vida
en el Pacífico
y hacen estallar el espacio
rompen el aire de dragones imaginarios
si desequilibran las nieves de los Polos
y también las profundidades de la tierra?
Dónde alimentar la sonrisa de los hijos
con peces muertos, vegetales muertos, aire muerto
alimento envenenado
cabellos, piel, el color de los ojos
envenenado
la alegría de vivir envenenada.
Sin que ninguna de mis palabras
pueda cambiar nada.
Aquí me desintegro
sin haber tomado parte
ni ser poeta comprometida
con cualquiera de esas mentes
destructoras
de mis generaciones sobre la tierra.

Ama, amor

Ama, amor
mientras yo estoy lejos.
Dentro de mí sostengo tu rostro inigualable
y le doy eternidad.
Creces en mí. No cambias.
Sólo el amor da el rostro de lo eterno.
Besa otras bocas
tan bellas como la mía
mientras estoy lejos.
No dejes que el tiempo
torne de agua tu mirada de animal
y seque tu belleza y ponga puntos blancos
en tu crin dorada y vuelva de paja
tus cabellos como los locos.
Ámame, amor
en otras
mientras estoy lejos.
No sea que se te olvide
el ejercicio de dar.

Te sugiero seguir leyendo...
Hubo una vez que quise huir del mundo yo era joven, tenía veinte años, mi…
Scroll Up