CÓMO HAN CAMBIADO LOS TIEMPOS!

»El Poeta sugerido: Yaiza Martínez

EL POEMA Lee otros poemas SIOCIOPOLÍTICOS

 

Amigo mío, los tiempos han cambiado,
se han travestido en aras de otra ciencia,
a pesar nuestro de acera se han mudado,
a los principios de antaño traicionado
y han convertido en presos de conciencia.

Que hoy por desgracia las cosas son distintas
y aunque no quieras nada es lo que parece,
para escribir no existen ya las tintas
y en los eventos nada cuentan las pintas
sólo quien grita las loas se merece,

Que hoy saltimbanquis de méritos escuetos
son los que gozan de enorme actualidad,
que van bailando los mismos minuetos
y han ocupando del tiempo los asuetos.
y a la certeza trocando en falsedad.

Que han descubierto un nuevo edulcorante
que satisface del alma su ansiedad
y va horadando la piel al caminante
que se presenta de sueños mendicante
en este ambiente de densa oscuridad.
©donaciano bueno

Qué es amor? Clic para tuitear

Como decía don Hilarión en la magnífica zarzuela La verbena de la Paloma, hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad.

POETA SUGERIDO: Yaiza Martínez

Yaiza Martínez

HE TOMADO mi sed azul

en tu colina helada. Nazco
de donde las voces callan
silencio
soy

Antes de que mis manos
se hagan arena,
nombraré
los gritos llamados hacia adentro;
mi Silencio.

Antes de ahogarme diré
rabia

De Rumia Lilith

Al otro lado del prisma,
aún llorando
-como sólo saben llorar los muertos-
tomaste entre tus manos las piedras asesinas

conociste en profundidad la imposición del silencio
tu cabeza castigada por -nadie lo dijo

Aún llorando,
tomaste las piedras entre tus manos y, una por una,
las colocaste en el orden dictado por el rumor

de las constelaciones

Una vez más, te dispusiste a conocer

la trampa de la luz

HEMOS HECHO EL AMOR sobre una cama

en el centro de una casa sin paredes

la Naturaleza yace sobre nosotros
con su verdad y su diástole

Ninguna palabra, ningún afecto
han sido ignorados. El hecho se condensa
como un río que desciende entre mis senos,
cada uno de ellos pertenecientes a una y otra familia

El fruto huye de la maldición cuerpo abajo.
Nos salva.

Luego reímos,
como si ese instante fuese a perdurar

HEMOS PENETRADO la floración más pura

del silencio

Ni siquiera el poeta la presagia,

la magnitud del rugido

(puesto que siempre hay un rugido
en el otro lado
la onda levantándose
sobre el mar de axones
extenso)

nada tiene nombre
allí
nos encontramos

la cosa y su palabra
sin rozarse
los índices extendidos

sobre el lecho del caos
urdimbre de líquenes
cegadores

allí temblamos

niños perdidos

ANTES DE la religión

dentro era afuera

hilandera del azar
misericordiosa
fina trenza de concatenaciones
misericordiosa
inmensidad que nos alberga
entre sus brazos oscuros

a manos llenas
disposición

Luego el abrigo ajado de la mujer que baja la calle al final
de una guerra
trastabillando
ante la inminencia del semen
sus labios estremecidos y amoratados

Me mira con grietas desde el ruido de sus tacones
en la calle sólo existen ella
y su gusto
por el hambre

Sin separar los labios
mastico la verdadera unión

escupo luz
bajo la tapa

ante los ojos de todos

LA FORTALEZA del jardín

columnas leñosas

me hace prometer un albergue en el poema
al que mira

digo

no tengo más que la luz del hueso

Es cierto que hay un enjambre de cadáveres
alrededor del río
estampados en la voz
hablan los muertos

no sabemos si seguirlos
o vivir

satisfaciendo a la forma

Sólo la luz
entrelaza
los dedos de ambas manos

El poema es la expiación
de la carne que aparece

Los escucho asentir en el rumor
del viento entre las hojas

De El hogar de los animales Ada

VERDAD: LA HISTORIA comienza ahora

Qué bien se está a la sombra de los grandes árboles

de la miseria del gotero a la gárgola con la boca tan llena
que le da para escupir y ser como una fuente

dijiste les haremos una casa con un doble tejado

porque te confesé que tenía
la limitada cualidad del muro

y no era así la cúpula de luz

a la sombra de los grandes árboles
vimos retirarse el agua de la gran ola

la herida sobre la playa
plumas llevaderas
que antaño plomo lascas y vetas
mundo y carácter serán esta poema
de pasado y presente conjugados

asentimos bajo la sombra a lo que se fue
a lo que viene asentimos buscando
con el alma
sometida al mar

les haremos una casa con un doble tejado,
tras tu muralla
-pero entonces no conocía el valor de tus promesas
cuando los grandes árboles
y este regalo
– desde tanta altura
se mostraron por fin para nosotros
Todo fue del carácter de la sombra:
el mundo del agua,
la cúpula de luz y nuestra casa,
bajo un doble tejado

De Agua

La verdad del alma es metafórica

Partiste la luz en siete colores o te dividiste en siete, de tu
condición de cristal a horcajadas sobre los siete perros

del cielo: así pudiste segar las palabras de ella en los
otros, e introducirlas
en esta cesta de versos

Fue en el momento del sueño, cuando el prisma se
enfrenta a la luz, cuando el cuerpo
lucha contra su propia herrumbre

Así conociste la verdad sobre el alma o la trampa de la
[luz:

aún siendo luz,
al otro lado se parte

Muertos vivientes sujetados a la vida por pinzas de la ropa,
seres que comen sobre hojas de palma, un bebé deslumbrado por
las alas del ave o el hombre con sombrero que hablaba a los
jazmines: todos te oyeron cabalgar.

Partiste en siete la luz, dentro del sueño: pero fue el

[inicio del canto.

El sacerdote, con su tradicional ignorancia, impuso la
explicación unívoca del yo: deja a los espíritus ga-
llináceos picoteando su mijo.

Tú lo supiste: la luz estaba en siete cuerpos,
en la misma vibración de tu lenguaje.

Sólo unos versos para la forma del barco para
escribir la memoria de mis hijos para espantar el
frío.

Así conoceremos el destino, en el transcurso del
[lenguaje,
desde la visión de los astilleros.

Versos para rendir culto a mi familia, para presen-
tar el futuro a la sabia madera, para grabar en ella
el desgarro
y toda la luz.

Hacia la ciudad del león nos fuimos en este barco
recorrimos agua conocida
y agua sin conocer

hacia el lugar en que la flor
y su hégira fueron recogidas

en este libro

[Poema recogido del libro Agua, Ediciones Idea, 2008]
Te sugiero seguir leyendo...
Hoy vengo yo aquí a hablarles de la ciática, sepan no es linda mujer esta…

Busca, lee y comparte poesía. Hagámosla viral!

X
Scroll Up