CREO EN DIOS

Poeta sugerido: Ana María Iza

creer-en-dios
EL POEMA Lee otros poemas RELIGIOSOS

 

Pues que dios no es tan bueno como dicen,
-yo hace un tiempo que no me chupo el dedo-.
Ya no sirve de nada metan miedo
pues debieran saber los que bendicen
que nunca anduve ciego.

Mas creo en dios, así que alguien lo niegue,
y creo hasta en las vírgenes y santos
y creo en los humildes camposantos
y allí donde la mente nunca llegue
yo encuentro sus encantos.

Creer o no creer, cuestión de afecto,
pensar o no pensar es el dilema,
vivir sin resolver el teorema,
volver con el semblante circunspecto
frecuente al mismo tema.

Saber que el tiempo pasa, está concluso,
en sombras sin apearte de las dudas,
a ratos comportando como Judas
que siente del temor es un recluso
cambiándose de mudas.

La vida es un repaso que se quema,
queriendo, humo, escaparse en un resquicio
termina por llevarte al precipicio
cual fuera las palabras de un poema
expuesto a un maleficio.
©donaciano bueno

POETA SUGERIDO: Ana María Iza

Ana María Iza

Ni el rayo

A la Dra. Gloria Paz de Cabezas

Ni el rayo, ni la rosa, ni la roca
ni la rata, ni el radar, ni el remo
detuvieron el rodar de su camino
sus ansias de volar…
No se detuvo en seco a preguntar
por qué crujen las ramas
por qué es así la vida.
Las ramas son las ramas y la vida es la vida.
Por referencias supo de la ternura
en revistas prestadas conoció una ciudad
¡Cómo serán los hombres en Ganimedes!
y si en la tierra existen,
¿dónde están….?

Nosé

No me encuentro no me hallo
no sé
No me resisto
debe ser el calor talvez el frío

No me trago no me paso
parezco mi enemigo

Me pregunto por mí si alguien me ha visto
Jim Morrison me alcanza
con su disco irrompible

Quisiera pedir disculpas
sentarme en la última banca
apagarme como foco
tirar en el ring la toalla

No sé qué hacer con usted
dónde esconderle
No sé sí me comprende pero sé que me rabia

No sé sí me bebe entera con el vino
No sé sí usted me escupe
y le caigo en la cara

Pamplinas

A Greta Carbo V.

De pie
como la espina inextinguible
a pesar del insecticida del gusano
y esas larvas larvisísimas
con pestañas sonrisas y zapatos

Se perdona lo que no se olvida
Únicamente los muertos han olvidado

El olvido es un señor con lentes
de aumento aumentados

Como la rosa tiene derecho al día
la mujer ha devolver
lo que el hombre ha sembrado.

Sabana de injusticia

Quemó sus naves
timbró su hora
de salida
sin retro
sin retroacción
sin disyuntivas
A veces
se prolongan los restos
del naufragio
sin un negocio de baratijas

Si todas las mujeres vendieran
y compraran
otro gallo cantaría la cartilla

De todos modos
las gardenias marcan sus hitos
entre las cordilleras de la sabana
de la injusticia
Verídica la sal
pis0teada
por impúdicas leoninas
El hielo taladre sus talones
mantenga a raya sus cenizas
El Bajo Beirut le invada
sin armisticios.

Stoika

Luna
redoma de metales lunáticos
donde extraigo herrumbres persistentes
salvadora de mis arcos
marcadora de penaltys

Dame el gol circunferencia estoica
que demuela la valla del poniente

Rulimán del molino del espacio
de la máquina hacedora de luceros

Luna
hermosa como ninguna
Y tan sola

Usted

Usted
cabeza sin cabeza
idea descabellada
imprudencia de mis imprudencias
raíz de mis sonrisas

juguete de cristal
junto al martillo

Cosas
qué sólo a mí me suceden
y en las películas
“África Mía”

Hombre invisible
de palabras y gestos invisibles:
cómo me dueles
cruzas
con tus grifos abiertos
por mi sed sin sentido.

Te sugiero seguir leyendo...
Hay quien viene de origen ya gafadoque llevan a el penar en su ADN,-cada cual…
Scroll Up