CUANDO ME VAYA/

Luis Eduardo García (poeta sugerido)

* Todos los derechos de los poemas publicados pertenecen a sus respectivos autores.
EL POEMA Lee otros poemas de FAMILIA

 

Me iré, sé que me iré, cuando me vaya
apenas dejaré en alguna esquina
de la que fuera, humilde, mi atalaya
en el lado u orilla de la playa
una gota del pino de resina.

Me iré, sé que me iré sin dejar nada,
quizás sólo los versos que escribí
al cielo, a dios, al alma enamorada.
Después he de partir a la alborada
de donde vine el día en que nací.

Me iré como tú, yo y nos vamos todos,
cual Machado, ligero de equipaje,
sumiso, sin chistar, sin malos modos,
como dicen que miran los beodos,
con la vista perdida en el paisaje.

Y conmigo se irá mi percepción
quedando solamente mi retrato
que alguien quiso guardar en un cajón
Y algún día servirá de distracción
para evocar y así pasar el rato.
©donaciano bueno

POETA SUGERIDO: Luis Eduardo García

Luis Eduardo García

Hola, soy un bot de Adrienne Rich

(en fase beta)

Imagina que quieres escribir un poema
sobre una mujer que entreteje el cabello
de otra mujer. Mejor sería que supieras
si las mujeres del poema podrían respirar
y permanecer unidas o si sus cuerpos
podrían pertenecerles realmente.
El lenguaje puede pisarnos el cuello, puede
ocultarnos en sitios estrechos.
La tentación de lustrarlo es muy grande, ¿pero
existe un impulso interior o algo
nos controla a distancia?
¿Te darías cuenta si ambas mujeres
quisieran escapar?
¿Te darías cuenta si perdieras
todo rastro de filo?

Tienes que saber esas cosas.

Los horizontes están demasiado lejos
demasiado impregnados
de líquidos que arden con facilidad.

Estamos adelantados, piensan.
¿En relación con qué?
Allá no hay nada.

No es una línea
ni un círculo. Más bien una acumulación de fragmentos
no muy bellos.

La conclusión de una vida:
no vamos a sitio alguno y la poesía nos sigue.

Todo esto es acerca de un lugar
muy frío
llamado persistencia.

Habla el poeta ultra-rudo

(texto sin luces estroboscópicas)

Un poema no provoca epilepsia. No puede.
No causa dolor

muerde con encías

transmite poca belleza al tocarlo.

Incluso un villancico es más que cualquier poema
de felpa.

Ellos dicen:
«tal poema me golpeó el rostro»
«pudo sofocarme»

es una farsa

los armenios peces muertos sobre la tierra golpean el rostro
el cáncer
puede sofocar
un poema es un Paisaje con cisnes
colgado en la sala.

Habla el poeta ultra-rudo

(segunda parte)

No hay un caballo galopando en el poema.

Los caballos no me agradan.
Incluir caballos en un poema es un truco ridículo. ¿Qué sigue después? ¿Un ruiseñor? ¿Un pez dorado en el lago de un jardín japonés?

«Un caballo galopa en la pradera mientras un ruiseñor se posa sobre una rama nevada».

A partir de ahora los caballos serán erradicados.
También la nieve.

Una forma compleja se mueve a sesenta kilómetros por hora. Tropieza con un objeto cuya única finalidad es derribarlo. Múltiples heridas provocan la conclusión de sus funciones vitales.

La forma compleja ya no es hermosa ni elegante. No mejorará la música del verso.
Hay gusanos.

La presencia puede ser contaminada.

Todo fue un pretexto para decir:
«puede contaminarse como un lago artificial».

Primero transparencia, tortugas tomando el sol
sobre las piedras, brillos dorados.
Segundos más tarde ya no puedes ver el fondo.
Los peces comienzan a agitarse. Sus escamas se desprenden
y suben a la superficie.
No son pétalos.

Una lona de muerte cubre el lago.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Comparte y disfruta!

Te sugiero seguir leyendo...
Aquí se acaba esta historia de dolo y antipatíaque empezó una noche impía en un ignoto arrabaldonde las flores del mal…
Ir al contenido