EL CAÑO DE UNA FUENTE

EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

Revoltosa de su madre va naciendo,
reluciente y en un parto acelerada,
cantarina con su lumen afinada
como niño va al dictado repitiendo.

Sobre un lamido pretil ella derrama
sus vivencias, su paciencia y su misterio,
esas ansias de vivir y hasta la llama
de quien sabe hacerlo todo con criterio.

Bendita sea esa música divina
que a espíritu de sentidos les halaga,
la que inspira placidez y al alma embriaga,
tan diáfana, transparente y cristalina.

A constancia nadie gana y a insistente,
susurrante, es un dechado de pureza,
pareciera que allí cae mientras reza,
es humilde, besa el caño de una fuente.
©donaciano bueno

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Impactos: 140

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

Please Login to comment
avatar
  Subscribe  
Notify of
Te sugiero seguir leyendo...
El gorrilla del barrio de Santa Engracia va buscando la sombra en alguna acacia, cuando el sol brilla las lágrimas resbalan por su mejilla.
Abrir el chat
1
Hola! ¿amas la poesía? ya eres mi amigo. Te adelanto que mis poemas pueden ser reproducidos sin previo aviso siempre que me cites. ¿hay algo que te gusta/no te gusta/sugerencias? Anda, dímelo. Te escucho!
Powered by