EL FINADO

Poeta sugerido: Daniel Muxica

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

Por aquí pasó Raimundo.
Fue tan raudo su pasado
que un soplo duró, un segundo,
y en pensar ya se ha olvidado.

Se creyó dueño del mundo,
consiguió ser hacendado
de un patrimonio fecundo
y ya todo lo ha dejado.

¡Pobre infeliz! Cuan profundo
fue tu error, mal calculado.
Tus hijos por su legado
se volverán iracundos.

Y en tu lecho moribundo,
¡tan tristes, tan apenados!
no tardarán ni un segundo
en disputarse. Y al lado,

ya en tu lecho amortajado
tendrás que escuchar su grito
partiendo el botín maldito
sin respeto a ti, el finado.
©donaciano bueno

POETA SUGERIDO: Daniel Muxica

Daniel Muxica

« Imagen de lo que va »

a Gabriela Pais

“Yo soy una de mis bocas, aquella que de todas se cerrará primero”. Rainer María Rilke
Imagen de lo que va / Característica probable de usted
y de la imagen de usted característica probable de la imagen
verdadera: estará acostado, acosado, acotado,
no podrá definir la circunstancia
que separa la paz de lo reptante,
lo sub/
repticio; vientre nervioso se apoya,
se ahueca en zonas oscuras;
gesta bestias a parir tristeza
[“Si pudiera estar conmigo”] //
tímida tentativa girará sobre [obre lo que sensitivo es] usted
boca arriba
el muerto en la superficie, el ensanchamiento de la nada un hombre que no sigue y sin embargo señalará
a lo lejos cosas de su interés [en la totalidad de lo inexistente deberábá situarse de algún modo] cadáver sin arreglo floral cadáver sin arreglo oral el empeine vencido como indicio clínico o prueba
de la verdadera horizontalidad /// en su característica la imagen no responde cuando usted la interpela [universo sensible, penosamente construído
invadido de visiones verosímiles
a las que mal o bien será necesario apartar,
sin estar seguro de tener derecho a hacerlo] el hocico husmeará
es un procedimiento de distinción el ojo deseará un decorado completamente fiel a sus deseos característica probable de la imagen: la muerte viene después del yo / no habrá una conciencia espontánea de la imagen como criticar su disminución pedirle precisiones a la retina apenas eco de la luz estará usted en la sensación misma tratará de sobreponerse
distinguir detrás el relámpago que ciega pensará que la imagen está sobresaturada y a más palabras más motivos pero ninguna representación agregará nada al silo, el saco, la bolsa recordatoria; la memoria es una línea puntillosa de imágenes muertas que cuando se individualizan definen el espíritu de esa situación la imagen continuará su vértigo [teme la luz no lo favorezca] y esa sensación que ha visto desbaratarse es esa sensación de la que se abstiene en el preciso instante que llega ella y pide desvistiéndose

la no muerte // pensará en cosas que nunca había reparado en cosas que no como la memoria eterna pensará en la ausencia
esa condición desgarrada de los acontecimientos / ¿acaso lo visible es lo genuino? lo genuino implica siempre una modificación [la modificación es un dato del orden del conocimiento,
recibir la existencia y aprovecharse de Hegel para clausurarla] Entonces [lo que supone una medida/ ¿de tiempo?] sentirá incomodidad,
se frotará el cráneo, la punta del iceberg, donde toda elegía es ciencia de dolor castidad de la ciencia no podrá atribuirse
ningún mérito, soportará aflicciones a las que deplora, concentrará su energía en lo dilatado [el dislate] porque brilla como se oye se palpa como se gusta se mira como se tacta usted intacto acto previo a cualquier palabra a cualquier acceso // imagen de lo que va
será el agua destilada, es decir, un río
al que le falta la orilla sucia y sentimental: estigia, estilete de agua, estilete estratégico, el corte seccionará el extremo decadente
la dormidera profundizará la inundación
dormirá usted el sueño que ayuda
a las incomodidades de la vida despierta, soñará todo lo que está ahí y todo
lo que está pasando, es decir,
una extensión que no excluye el riesgo se concentrará en lo sumergido hablará del fin en términos de morada /// EN EL FINAL FINAL ¿qué hará usted en este mundo sin rostro y sin preguntas?

La conversación

/
órbita de la percepción
no todo será desafectado y transparente
para usted [adoquines en el fondo del agua]

guardará fotografías de los desayunos familiares,
el hambre impecable de la mañana
dentro del tazón de leche

el niño se aburre y percibe a otro
frente a él

buscará así un regalo
en ese fondo vacío,
una dedicatoria

un acto que lo tenga en cuenta
(…)
/
será un rinoceronte quieto
mimetizándose en el tronco de un árbol
la copa lo protege de la lluvia

¿se protege del cazador?

[La imagen, por esencia
sólo podrá proporcionar al pensamiento
una colaboración dudosa]

todo aparentará protección
sin embargo la tranquilidad será relativa
//
la caza es una actividad concreta
se dirá usted

a través de esa visión particular
la caza será una especie de regla
que dirige la elección

en todo esto habrá un sentido fiscalizador
que solo frente a la imagen del rinoceronte
muestra su dificultad
(…)
/
será un rinoceronte quieto
mimetizándose en el tronco de un árbol
la copa lo protege de la lluvia

¿se protege del cazador?

[La imagen, por esencia
sólo podrá proporcionar al pensamiento
una colaboración dudosa]

todo aparentará protección
sin embargo la tranquilidad será relativa
//
la caza es una actividad concreta
se dirá usted

a través de esa visión particular
la caza será una especie de regla
que dirige la elección

en todo esto habrá un sentido fiscalizador
que solo frente a la imagen del rinoceronte
muestra su dificultad.
del libro “LA CONVERSACIÓN”

El huésped

Alguien ha estado en este lugar antes que yo.
Sumo los cuerpos,
admito el otro ojo y el primer paso.
Alguien llegó antes.
Alguien come y habita la mano que me decide.
(De El poder de la mùsica, 1984)

Tzvi Migdall

“syempre está la luxuria adoquier que tu seas:
adulterio y fornicio todavía deseas”.
Arcipreste de Hita.

I
Todas las vírgenes polacas se desbarrancan sin gorro frigio
judías magdalenas agredidas desconsagrada carne
cópula copada doliente paradero del endiablo a cintura
alguien toma se encamina hacia la puerta gruñendo
lava larvas muertas ¡que duro negocio Betty ! ¡qué nene negó !
esta media hora de tráfico semental minutos gritos gemidos
mentidos idos sin vengo por favor
indelicadeza amarga saboreada sin goce a goznes abiertos
amuecado virgo escuchan huelen detrás de la puerta resquicio
desquicio espían lo que se cuadrupea en cuartos lacia lluvia lasciva
hay mancha hay tacha hay todavía.

II
Todavía. Todo había. ¿Juan ?, ¿estás ahí ?. Ahí dentro
mío, digo: ¡ay !. Dolor de haber. Aún no sé
cuantos entraron salieron flojos este ruido de flejes
y me comes en mi cama a repetidos sobornos
cavidad habida sabida llenada por tu apremio: inundación.
Ahogos. Ahí dentro tengo un altar. Tengo un adentro.
Me entraste, me estás saliendo, ¡salí saliva !, me escupís,
te escurro entre mis piernas. Te pago tu paga. Oblame,
doblame, clavame. Ahí está la clave. Ahí, ¡ay !.

III
Espejo labio rima rimmel sombra
es posible que ese jadeo judío Cristo me deseara más que a otra mujer.

PANCARTA AL PADRE

“…teme que su propia vergüenza lo sobreviva”.
Franz Kafka.

Querido padre: yo temía como costumbre y en parte ese miedo que te debo amén amén mi memoria supera este memo no puede discriminar minar los sentimientos de antojo sacrificio mi mano escribe le teme al tema quizás logre al menos reconocieras eras esto

tenías siempre la explicación correcta en recta va hacia el centro del sentido entro en lo que jamás hablé lo que jamás hablé más
querido herido yo soy totalmente inocente y no lejos cerca tuyo tu yo influye fluye desde mí hacia mí tu provocación es el temperamento

lo que vive no es previsible

la muerte sea nos previene de todo viene de nada sin pre ni para cara es la moneda el negocio del ocio

te fui a pedir agua no un aguacero castigo me pondré piloto en el corazón los nervios cuerpo lento corpulento obstruías el camino mi edad pequeña ante tu gesto enorme la norma la biología militar del saludo mil veces el esqueleto flaco de vergüenza enseñarme ensañarme con nuestra diferencia herencia distinta es mi tinta ahora que escribo a un muerto

realidad o realeza echabas tachabas mis palabras “venirme a contar a mi tus problemas” tus emblemas menudo nudo dudo en pedir ir hacia tí con tantos insultos sueltos en el aire en la cabeza retumbando recordando lo que ahora es tumba

los huesos ya no pueden irse de ese lugar tampoco vivo podrías moverlos de la imagen gente niños hijos alrededor y tu fumando tabaco cobrando succiones al aire saboreadas entre retos tos tosco pater terco imponías las leyes con el soslayo de una mirada tan fría como mía
“eres un gran cerdo” los chanchos pido gancho no me tocas amenazas amén ese todo que eres para seres como yo la mancha sin embargo no es fin tu mano en mi lomo descomprimiendo la incompresión prestame cielo donde amarte sin condena cadena filial leal amenaza a cualquiera y esto ya me incluía en el juego

destramar entonces mis escritos ritos del Seder ceder a los labios la Bar-Mitzvá va sale el reproche noche es la distancia que nos separa parado detenido tu ventrículo tu vientre no religioso

créeme heme así no era más que un modo inútil sutil culpa que pide pruebas de amor al señor que nunca parió nada y con oraciones lo han atenuado un poco

evitar “¿cómo está papá ?” reclamar compasión porción de saludo compás de espera la ridiculez burlar birlar un segundo al odio decirte al oído ahora lleno de tierra la conversación amable que soñé para tu insomnio

estarás siempre abiertos los ojos

¿qué haremos para pasar sin peligro cada dolor nacido de tu misión en mí ? inválido encajonado descojonado ya mi invariable palidez avidez escrita es sólo hablar hacia adentro lo posible que temí lo imposible que te

voy a desabrochar tus tiradores para que descanses tan horizontal como para la muerte sea tolerable

mendigo digo es mi agradecimiento un hijo seco.
(De El libro de las traducciones,1996)

Te sugiero seguir leyendo...
Estaba una mañana dulcemente tumbado en una hamaca. Y me mecía al ritmo de la…
Scroll Up