Espera II

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

A mi funeral asisto cada día,
impasible, viviendo cada instante,
con la mirada fija hacia adelante
y en mi semblante la mirada fría.

Si algo no me va bien, cambio de vía.
si me interesa, intento ser galante,
disimular procuro la alegría,
fingiendo sin dudar un buen talante.

Retos no tengo. Sólo el de poeta
me entretiene y me tiene prisionero,
de las letras ingenuo pordiosero,
un aprendiz de nuevo como meta.

El futuro no veo y el pasado
difuminado se esfuma en la memoria
¿de qué te sirve repasar la historia
si reparar no puede ya el pecado?

Ahora ya este terco trashumante,
sin ya más objetivos que la espera
un receso va haciendo en su carrera,
muy expectante, expectante, muy expectante….
©donaciano bueno

Nuestro funeral debiera estar ahí siempre presente en la retina. Especialmente a las horas de las lamentaciones. Ya sé qe nos impediría disfrutar. Sólo cuando se va acercando es cuando a uno le viene a la memoria.

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!