A LA BÚSQUEDA DEL TIEMPO PERDIDO

EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

Donde quiera que estés yo aquí te reto,
de nada sirve ocultes o te escondas,
que labres entre nos un parapeto,
me ignores o me faltes al respeto
ni intentes a mi hacerme trapisondas.

Repito te he buscado con ahínco
saltándome los dimes y diretes
allí donde estuvieres yo di un brinco
algunas veces, más de veinticinco,
y no he logrado ver donde te metes.

Prometo que yo he puesto de mi parte
y a veces me he sentido don Quijote,
sacando a pasear a tu estandarte
y he luchado sin luz por encontrarte
y he dejado afeitarme hasta el bigote.

Comprende poco tiempo ya me espera
y así fuera un minuto, no renuncio,
si es preciso, quisiera la escalera
subiendo a descubrir si eres quimera,
o simplemente el copy de un anuncio.
©donaciano bueno

He tomado este título del libro de Marcel Proust “a la recherche du temps pardú” haciendo un símil del tiempo que pasamos en la vida buscando a un
ser superior a sabiendas de que nunca lo vamos a encontrar.

No me mueve, mi Dios, para quererte (Anónimo)
No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

¿Te atreves a opinar ? ¡Anda, hazme un favor! Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of