LIBERTAD PARA ESCRIBIR

 

Yo escribo de lo que quiero, que las reglas yo me impongo
y no me importa hacer tongo, mi versar es pinturero.
Que primero es lo primero y lo que he escrito, ya es escrito
y este papiro bendito me permite un desafuero.

Puedo escribir que me muero, mas morir no está en mis planes,
o, a decir de ganapanes, que a ti es al que yo más quiero.
Jurarle al sepulturero que su oficio es de truhanes,
con la letra hacer desmanes aunque proteste el tintero.

Mentir, soñar o adjurar, todo aquí está hoy permitido
o aún decir que un mal parido te ha bajado de su altar.
Insultar, eso no, insultar eso nunca, comedido
es señal de bien nacido, no se debe refutar.

¿Que escaso de sentimiento, falto de sal y de gracia
debas ir a la farmacia para comprar un ungüento?
Que él a sí se aplique el cuento, que eso es sólo una falacia
y suficiente desgracia tiene él por ser tan cruento.

Cuando se trata de heridas se pueden poner tiritas
o suturas si marchitas andan ya muy malheridas
y entre idas y venidas, ideas seáis benditas
todas, hierbas, florecitas deberán ser recogidas.

Mas nunca se ha de abusar de algún ego omnipotente,
esparciendo la simiente ¡qué fácil es predicar!,
otra cosa es que la gente te lo quiera a ti comprar
sin que llegue a germinar algo que no sea eficiente.

Que esa palabra la gloria de tan noble aspiración
y aún más de esa ensoñación que es durar en la memoria
aparte de ti la escoria, que huya de tu habitación
y unja con su bendición en inefable ceremonia.
©donaciano bueno

¿Tienes algo que decir ? ¡Anímate y opina!

avatar
  Subscribe  
Notify of