MADRE

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

 

Debiera haberte besado hasta matarte a besos,
debiera haber mimado como se mima a un niño,
y abrazarte con fuerza sorbiendo tu cariño,
sentir y haber llenado tu imagen de embelesos.

Tú, que me diste todo, cuidados y ternura,
y que me procuraste la educación y aseo,
no sabes cuánto siento, volver a atrás deseo,
a los tristes momentos en que te dí amargura.

Quisiera ser yo un hada y revertir el tiempo,
y aunque fuera un momento de hinojos a tu lado,
confesar que te quise, lo mucho que te he amado
y no ser expresivo, lo mucho que lamento.

Mas, como no es posible, dejar quiero constancia.
Si al azar este verso llevara hasta tu nube
hoy quiero lamentarlo, te tuve y no te tuve,
espero me perdones. Y un beso en la distancia.
©donaciano bueno

Comentario del autor sobre el poema: Es preciso que nuestras madres no estén ya entre nosotros para tomar conciencia de algunos hechos que la pudieron contrariar y que ahora lamentamos.

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética