MIS DOS ALMAS

Mi Poeta sugerido: »Begoña M. Bermejo

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

Tengo un alma que dice, que me dice,
buenos días, señor, tenga un buen día,
y otra en cambio que llega y le desdice
destilando en su poro antipatía.

Tengo un alma torcida, puñetera,
que me advierte insistente que he pecado
repitiendo cuidado, te he avisado,
salpicando moral en cada acera.

Tengo una alma que mira, que me observa,
que me dice, chaval, tú aquí has errado.
Me persigue hasta haber rectificado,
si a oídos sordos hago va y se enerva.

Yo critico si estimo se ha pasado
y le pido me exima de condena,
que sensible morir puedo de pena,
y contemple si se ha extralimitado.

Dos almas tengo yo, dos almas tengo,
cada una sabe hacer bien sus deberes,
una a gozar me incita de placeres
y la otra a denunciar si contravengo.
©donaciano bueno

En el lenguaje freudiano el YO y el SuperYO. Para simplificar, los impulsos y la razón.

MI POETA SUGERIDO: Begoña M. Bermejo

Begoña M. Bermejo

Allá donde estés

No hay mar,
las olas se han reducido
a espuma, que el viento
zarandea como barco
a la deriva

Oh, capitán!!! Te llevas la estrella
que iluminaba nuestra senda,
como guía de tu viaje,
y a oscuras, dejas nuestra vida.

A mi amigo, compañero y padre poético
José Valle Valdés (Pichy)
Ojalá no hubiese llegado nunca este día…

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Te echaré de menos amigo… Ya lo hago. Un beso allá donde estés. Tu amiga Bego.

Palabras

Intento que las palabras
lleven un sonido peculiar:
un aumento de la voz muda
o un susurro ensordecedor.

Pero, no lo logro. Sólo,
se amontonan en el cerebro,
formando sudokus lingüísticos,
para resolverse en sopa de letras.

Y es que voy mucho al cine
donde no me dejan hablar.
Y si lo intento escribir,
la oscuridad me ciega.

Así que, he decidido
ir al teatro. Puede que allí,
entre sus luces, consiga un papel
para mis palabras.

En esta pecera no se nada

No logro ataviar el léxico con morfemas
que modifiquen el dolor humano
cuando indago en el sueño y el alma

Dejarlo en manos del abandono
suscita los temores a desaparecer,
como un mal truco de escapismo
que se atraganta con las llaves.

Siempre he tenido fobia
a cerrar las puertas: el oxígeno
está condicionado.

¿Qué es eso de que la poesía salva?

SIN DESCANSO

Continúan saliendo del almohadón
hojas caducas del otoño pasado.
Mi bolsillo de sueños elípticos.

Es hora de encuadernar
antes de que lleguen con la primavera
las aves que baten bisoñas plumas
sobre el musgo que crece
en los viejos versos.

Desvelos

Tengo esa necesidad
imperterrita,
inaplacable,
longeva

de acrecentar el verbo
sin florituras

ya se con el recuerdo
de tus labios entreabiertos
cuando tiritan de frio
o de tus caricias, arrancando las heridas
de mis manos.

Pero con los desvelos que me acechan
crece toda la flora
inhospita,
intransitable,
maloliente…

que envenena los poemas.

También te puede interesar...
A mí me gusta el fútbol, si puedo…
Scroll Up