¡MÚSICA, MAESTRO!

EL POEMA Leer otros poemas espirituales

 

(Décimas espinelas)

Debajo de tu mirada
se esconde una melodía,
hay sueños y hay poesía,
y hay pasión desenfrenada.
Y una ilusión que, pintada,
desprende tan fino olor
que va tornando el color,
e invita a decir te quiero
¡suena ya, si no me muero,
te estoy esperando, amor!

Y hay sentir de manantial,
cantares de lluvia fina.
Debajo de esa colina,
hay música celestial,
rugido de bacanal
que resuena a cada paso
y lo eleva hasta el parnaso
que a todo el sonar se aviene,
¡que suene, música suene,
que en su fuego ya me abraso!.
©donaciano bueno

Di si te gusta Clic para tuitear

pág. anterior
siguiente