Nadie lo sabe…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Porque la vida huyó despavorida,
desorientada y sin saber por qué
ha tenido que tocarle a él la herida,
nadie lo sabe y tampoco yo lo sé.

Ni dios, ni tú, que allí nadie lo sabe
quién fuera ese malvado ¡diz quién fue!
cómo es de corazones el deslave,
nadie lo sabe y tampoco yo lo sé.

Ni el viento que paseando había ese día
a testificar quiso alegando que
no vió nada, ni oyó, desconocía,
nadie lo sabe y tampoco yo lo sé.

Y en esta nebulosa que hoy penamos
sólo sabemos fueron cuarenta y tres
dónde fueron aún nos preguntamos
nadie lo sabe y tampoco yo lo sé.
©donaciano bueno.

Comentario del autor sobre el poema: Pequeño homenaje a los 43 alumnos muertos/desaparecidos de Ayotzinapa (Méjico)

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!

A %d blogueros les gusta esto: