PENSABA QUE LA ALEGRÍA…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas
 

Pensaba que la alegría
nacía del sentimiento
y pasado ese momento,
mi corazón se encogía.

Pensaba que la alegría
era un regalo del cielo,
le invoqué con mucho anhelo
y el cielo no respondía.

Pensaba que la alegría
era cosa de señores
y un negrito sonreía
al ritmo de sus canciones.

Pensaba que la alegría
se insuflaba a mogollón
con apretar un botón
al despertar cada día.

Pensaba que la alegría
era una cuestión de suerte,
como fue la de quererte
a ti solo vida mía.

Y miré hacia mi interior
y descubrí que tenía
cosas que desconocía
que le daban resplandor.

Que las sombras no existían
que todo era de color,
que mi duda era manía,
fruto de imaginación.

Y en este final del cuento
di gracias porque vivía
descubriendo en un momento
la suerte que yo tenia.
©donaciano bueno

La alegría existe en demasía. Solamente hay que querer verla y atiborrase de ella. Como a los niscalos, hay que conocer donde se aposentan y poner todo el ímpetu en encontrarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.