Senectud

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¿Acaso en tu ventana también está lloviendo
mientras yo sigo viviendo en esta oscuridad?
no encuentro la verdad y aunque sigo insistiendo
cada hora más lejana se oculta sin piedad.

Subido en mi atalaya y en este atardecer,
en escarpados montes de mi inquietud subido,
no sé lo que he vivido, si volverá a llover,
y si ha de acaecer seguiré en mi camino.

Y volveré a mirarme sumido en esa pena
con los brazos tendidos hacia un anochecer
mientras pueda crecer, obviando esta condena
y en la quietud serena por fin ya fenecer.
©donaciano bueno

Esa llamada tercera edad no tiene por qué ser triste, es más , puede ser la más feliz de la vida, libre ya de responsabilidades económicas y sociales. Uno puede hacer lo que más le apetezca, como yo, escribir.

¡Ardo en ascuas por conocer tu opinión! ¡Anímate a comentar!