UNA TARDE GRIS

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas de NATURALEZA

 

Y llovía y llovía, y tronaba y tronaba.
Y en esa tarde fría, nebulosa y sombría,
el silencio se ahogaba.
Y aquella plaza impía,
desierta sollozaba, ausente de alegría.
Las farola yacía, mustia y desconsolada.

¿A dónde vas Lucía con chupa y con abarcas?
La fuerza del destino ya ha le inundó al camino,
lo ha convertido en charca.
Desde la torre erguida,
dormida una campana espera deprimida,
soñando en su guarida de sombras su pisada.

De pronto se ilumina y el cielo esconde el hacha.
Descorre las cortinas, relincha la neblina,
la luz ya está emborracha.
Y en esa tarde gris
de olor a remolacha, difúndese el barniz
y es tras ese tamiz la noche que se agacha.
©donaciano bueno

Es {poetas-premiados} gris y triste.
Viste el mar de terciopelo
y el cielo profundo viste
de duelo.
Rubén Darío

Escena: La vida es una tarde triste, oscura, en la que de pronto parece que aparece un tímido rayito de luz para inmediatamente llegar la noche y cubrirlo con su manto de negritud.

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética