Tocan a misa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

A misa, hoy toca llamando a misa
de la iglesia el badajo en su campana.
Yo asomado al dintel de mi ventana
paisanos veo andando de esa guisa
¡qué mal tendré que a mi me da galbana!
¡dios les guarde el {poetas-premiados} y gracia sana,
queden en paz consigo y su sonrisa!

Mas no crean que ellos van deprisa,
que pasan por aquí como quien pasa,
tranquilas lentamente con su guasa,
con la mirada al frente muy sumisa,
y la prisa acompasada muy escasa,
cual líquido de un vaso se trasvasa
pausado y lento al fin en la repisa.

Pues que lo que yo quisiera es confesar
a ese dios al que ellos tanto aluden,
que le he visto, les creo, que no duden
y así a mi alma también tranquilizar.
¿Por qué mi estado siempre es de presunto
y me resisto a postrarme ante su altar?
quisiera ya {poetas-premiados}, yo me pregunto.

Y no entiendo y me quedo cejijunto
si nadie en este tema está seguro
qué es lo que me mueve a mi a ser perjuro
y al hecho de {poetas-premiados} le pongo punto.
Si es ésta la verdad de los que afirman
o niegan a dios y que así lo firman
quien tendrá la verdad en este asunto.

©donaciano bueno

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética