TUS PROBLEMAS SON TUYOS

Mi Poeta sugerido: »José Jiménez Lozano

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas de HUMOR

 

A mi no me hagas rehén de tus problemas,
si tu no eres feliz, ¿qué culpa tengo?
También yo estoy vagando entre tinieblas,
sin saber donde voy, de dónde vengo.

No soy tu hada y tampoco tu adivino.
¿Que esta vida es incierta? ¡lo mantengo!
Andamos cada cual nuestro camino
para al fin arribar al cielo, infierno.

En este devenir hoy te aconsejo,
deseando lo mejor por ser mi amigo,
aprovecha el placer que da un buen beso
y goza la compaña de un buen vino.
©donaciano bueno

La felicidad está al alcance de tu mano. No la busques fuera Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: José Jiménez Lozano

José Jiménez Lozano

El ojo del mundo

Tras la lluvia,
en el jardín de arena,
un guijarro negro relucía
como el ojo del mundo.
Y quizá lo era.
Elegías menores, 2002

El árbol seco

Diez años esperó que el árbol seco
floreciera de nuevo. Diez años
con el hacha aguzada y temblorosa,
pero el árbol
sólo exhibía sus desnudos brazos,
la percha de la urraca y de los cuervos.
Cortóle al fin, y, de repente,
vio su corazón verde, borbotón de savia;
un año más, y hubiera florecido.

Nieve en Primavera

A sómate a la ventana: llueven rosas,
mariposas quizás revolotean, construidas
en las aéreas estancias de lo Alto;
nacidas allá arriba, donde nuestros deseos
y esperanzas, al subir, sucumben.
¿T e acuerdas de la Vía Láctea en el verano,
que deja pasar la luz de la puerta del palacio
de los dioses, como si estuviera mal cerrada?
Por allí ha debido de bajar esta hermosura,
porque quizás los dioses celebran una fiesta
y envían
tal regalo nupcial hacia la tierra.

Astros

¡Míralos bien ¡
También se alzarán sobre tu tumba
y, aunque todos te olviden,
ellos recordarán tus ojos de tantas noches contemplándolos
Es imposible que esta celeste rueda
Gire eternamente sin memoria.

Murciélago

Siendo niño, has visto muchas veces
la pasión y muerte de un murciélago,
clavado en la puerta por sus alas,
y al que por irrisión se ponía un cigarrillo
en la boca; y has oído
su grito y la risa de los crucificadores.
¿Cómo soportarías luego los iconos, los relatos
de la cruz de Cristo? Porque
¿acaso bajaste de su cruz a algún murciélago?
Elegías menores, 2002

Maidanek

Parece que, en Maidanek,
los detenidos dibujaban por doquier mariposas.
¿Sueño de salir en vuelo de aquel mundo?
¿Sueño de la niñez, tan cándida,
mirando mariposas como llamas?
Mas los niños, a veces, en sus juegos inocentes,
queman las alas de las mariposas, y ríen
con las enloquecidas contorsiones de éstas.
Nuestra infancia, Maidanek.
Elegías menores, 2002

Libertad

Porque sí, el agua
echó a correr, saltándose el regato.
¿Hacia dónde?
¿Y qué le importa al agua?
Elegías menores, 2002

Eclesiastés

¡Oh! ¿Y yo no estaré ya
para cuando florezcan?
La tierra que me cubra
¿no dará rosas?
¿Sólo hay olvido, ni niebla de memoria
bajo las hierbas rústicas?
¿En qué blasón antiguo
habéis visto ennoblecido el heno?
Hoy, está en su verdor
y mañana
lo arrojarán al horno.
Pero sabed que fui,
que viví y he existido.
Mi nombre no os importe:
podéis pisar el césped,
recostaros.
Tantas devastaciones, 1992

De re pública

Democrática plebe de gorriones,
cuervos y estorninos senadores,
oligarquía de pavos reales, loros cortesanos,
cucos exilados, ruiseñores en jaula.
El Gran Gallo sobre un montón de estiércol
pregona en la mañana sus mandatos.
¿Pajarería, república, acaso monarquía?
Palabrería solamente. “Los quiero
a la cazuela o fritos”, dijo el zorro;
y hubo un minuto de silencio,
totalmente apolítico.
La estación que gusta al cuco, 2010

Revelación

Sol vencido te regala,
en la tarde de otoño,
el poder y la gloria.
Mira tu alargada sombra:
nunca serás más grande.
La estación que gusta al cuco, 2010

Te sugiero seguir leyendo...
El nombre de Martina me fascina.Detrás de ese vocablo quiero vera una niña que está…

Busca poemas entre más de 3000 poetas sugeridos

X
Scroll Up