UN CORTO PASEO

Poeta sugerido: Ezequiel Wolf

EL POEMA Lee otros poemas de NATURALEZA

 

Hoy voy tomando notas mientras camino,
la vida así me paso tomando notas,
las palabras que hallando voy yo cocino
y arrejunto las unas siempre con otras.
Aunque algunas las tiro yo al basurero
en tanto que otras cuido con mucho esmero.

Hoy ave quisiera ser que al cielo alcanza,
escribir poesía como Machado
o tener la pachorra de Sancho Panza
o encontrar, vida mía, gusto a tu lado.
Quisiera ser el ruido que de una fuente
silbando va al caer el agua corriente.

Vivir ensimismado cual eremita,
de la filosofía estar empapado
y a mi altar bendecirle de agua bendita
y conocer qué mundo dios ha creado.
O sentir los dolores del que no siente
y observar a la vida contracorriente

Escarcha que sueña al alba y que tirita,
el aura que envuelta vuela entre la brisa,
el color que desprende la margarita
o ser los lindos labios de una sonrisa.

Ya a el final he llegado de mi paseo
hoy por hoy ya termino pues ya no veo.
©donaciano bueno.

Cada tarde salgo a pasear durante aproximadamente una hora. Suelo llevarme mi ebook y un block de notas. Estos sencillos versos fueron escritos a lo largo de uno de esos habituales paseos. Una simple reflexión sobre la vida.

POETA SUGERIDO: Ezequiel Wolf

Ezequiel Wolf

en la profundidad del sueño

Bostezo bajo un velador,

tengo sueño.

Siento el cuerpo cansado.

en el sillón con las piernas cruzadas

y los ojos entre abiertos.

Borracho y con el vaso seco

bebo mi sonrisa y cierro los ojos…
…pueden ver tu aura si saben explorar allí.
Yo  vi en tus ojos un círculo de fuego,
sentí la lluvia de verano,
puedo explicarte el nacimiento del sol,
la altura no marca distancia.
Perdido en la profundidad del sueño pienso en abrirte mi cuerpo,
siento que podrías navegar en mí desierto,
sobrevolar con colores las puertas del cielo,
el desafío, la insinuación,
que podrías espiar buscando la sombra entre los verbos que caminan suave,
y yo buscar tus palabras en la melodía del ensueño.
Perdido en la profundidad del sueño pienso en abrirte mi cuerpo,
siento que podrías navegar en mi desierto.
En tus ojos, ellos pueden ver tu aura si saben bucear allí.
Yo, lo siento, ya he caído profundamente dentro.

ella mira, el mar, ellos miramar

Desde el mar
las casas y los ojos a mi alrededor
espías al resguardo de nuestra función
voraces, sigilosos al atardecer…

…enredados en palabras para florecer
piedras del bien y del mal
alas libradas a desperezar el sueño
y una puerta entre tus piernas es la inmensidad
y en la puerta una escalera a la libertad
y la voz sedienta grita a la creación:

Cambia, todo cambia…

…música en pétalos, en retazos y en aromas
el amor, un juego que involucra al cuerpo
lo que es amar
lo que es el mar
lo que es arena,
un escenario.

/y es que el mar
habla con latigazos
contra las piedras/

Respiro el mar con los brazos abiertos
hoy para el amor ya no cuento el tiempo
soy en un lugar
en tu esfera
carne inmensidad y miel
hay una canción que vive bajo tu piel
y yo estoy
y vos lo sabés y ella también
primera y quinta
ni menor ni mayor
ni hombre ni mujer
solo una canción
de mí voz y tú piel

-mirando el mar, mi espalda para vos, un pentagrama- susurró Mina acostada en las escolleras de espalda al sol y se durmió en el rumor de las olas que rompían ahí nomas mientras Camilo la acariciaba arpegiándole la espalda componiendo melodías de amor que juntos después a la tarde en el departamento repasaron una y otra vez bajo la ducha lavándose de toda la arena que arrastraron desde la boca del mar.

Espejados

Te veo maquillarte
me gusta,
te maquillas dándome la espalda
porque dibujas la forma de tus ojos
con el rimel frente al espejo
y eso me gusta.
Me gusta saberme detrás tuyo
sentado en la cama
me gusta que ahí delante
me sepas aquí detrás
y que en lugar de girar la cabeza
me mires a los ojos
a través del espejo;
Y si
no te lo puedo negar
me gusta que esta habitación te refleje toda
que ilumine y deje a la vista todos tus rincones
que la luz te ilumine toda
me gusta que te maquilles en bombacha y sin corpiño
descalza sobre la toalla húmeda hecha un bollo en el piso
vos recién bañada
yo que me desperté recién
cuando entraste despacito y en punta de pie
para no hacer ruido
pero…
el pestillo de la puerta fue el que te traicionó.

…de verte reír

Te miro y no sé qué te pasa.
Te pregunto y me mirás a los ojos como un autómata y me decís que no sabés.
Acto seguido me decís que no te pasa nada.
Así que por eso decidí escribirte esta carta que ahora leo frente a vos y en voz alta
para que me expliques qué te pasa, para que me indiques,
para que me guíes en tu mapa de calles perdidas
donde tanto en tanto te gusta jugar a perderte
y yo pueda ayudarte a (des)aburrirte
y mirándome a los ojos me regales el arte …devertereír.

te robaré un color

Y entonces perdida en esa búsqueda de cien millones de palabras se entregaba a la película para subirse a las letras, a las palabras, a las imágenes ya conocidas
(casi todas de memoria)
y de esa forma desmalezarse los ojos
en busca de ese sentimiento de intensidad tan eterno como el amor
(porque el amor es eterno, y no perpetuo eterno porque uno es sensación y sentimiento)
-vapor humeante de las bocas en otoño-
Lo que me gusta del otoño
nada tiene que ver con que las veredas se alfombren de oropeles con hojas secas, con hojas muertas
con ojos calibrados en sepia, no.
Lo que me gusta del otoño es el frío.
Lo que me gusta del frío del otoño es que empieza la temporada de cafésconleche.
Lo que me gusta del frío del otoño es que obliga a buscar calor,
y es en esa búsqueda en ese anhelo de calor que uno juega a abrigarse,
a rodar, a dormir con alguien
y entonces, cuando todo duerma, te robaré un color.

Te sugiero seguir leyendo...
Campos amados de la tierra mía, anudados os llevo a mi garganta, sembrados surcos de…
Scroll Up