UN HOMBRE SOLO

»El Poeta sugerido: José de Ciria y Escalante

EL POEMA Lee otros poemas TRISTES

 

Soy un hombre que está solo, arrebujado,
con sus almas, con sus sueños, con su ombligo,
que no sabe si está muerto o está aún vivo,
como rama que es del árbol desgajado
y al que intento conocer mas no consigo.

Al que llevan desde un lado hacia otro lado,
cuando soplan malos tiempos, buenos tiempos,
marioneta que a los hilos mueven vientos.
Haga frío, haga calor o esté nublado,
soy un ente que está falto de cimientos.

Siempre a expensas de que llegue un terremoto
ando abstraído del temor acompañado.
Los misterios nunca me han abandonado.
En tinieblas yo presiento que ahora floto
ciego estoy pues ya no miro a ningún lado.
©donaciano bueno

Y tú, acaso también eres un hombre solo? Clic para tuitear

Estar solo es a veces un buen ejercicio para meditar; sentirse solo puede ser el principio de un problema.

POETA SUGERIDO: José de Ciria y Escalante

José de Ciria y Escalante

Reloj

Para Adolfo Salazar

La madre abadesa
reza
con voz de estrella
Las novicias se han dormido
soñando
con los trasnochadores
La pantalla cinematográfica
aborta
un paisaje lunar
Y en lo alto del FARO
el torrero y su novia
se dan un beso en la boca
Los luceros agitan
las campanillas

Verbena

Para Eugenio Montes

Las carreteras vírgenes
cogidas de las manos
ofrecen sus vientres desnudos
a los aeroplanos

En un beso sin alas
me remonté a una estrella

Aquella nube blanca
que me enjugó las lágrimas
hoy ha muerto de pena

De mi sortija penden
todos los merenderos
y en mis hombros reposan
los senderos
HE CAÍDO
Las miradas de todas las doncellas
se habían enroscado en mis pies
ADELANTE
El humo de mi pipa pita como un tren

Angustia

Para Mauricio Bacarisse

Los árboles gimnastas
que han saltado en la pista
van recogiendo aplausos con el pico

Las banderas desnudas
sollozan en sus cárceles

Canciones insospechadas
naufragan en mi pecho

El otoño ha deshojado mi cartera

Un lucero extraviado
me canta junto a la almohada

Espuma

Las banderas rebeldes
cruzan los horizontes
Cristo
sobre las aguas
apacienta el rebaño de las olas

Jornada

Para Isaac del Vando-Villar, cuya sangre está plena del optimismo quieto de una media verónica

Mis ojos se han manchado
de Sol
Todos los ruiseñores tienen un libro
abierto

¿Será de Campoamor?
Al traje de Belmonte
le apolilló una estrella
El toro ha destripado con sus cuernos
al Sol
Y todos los recuerdos
se han vestido de blanco
en mi corazón

Te sugiero seguir leyendo...
La vida ¿qué es la vida, quién lo sabe, un soplo acaso, un sueño, una…

Busca, lee y comparte poesía. Hagámosla viral!

X
Scroll Up