UN IDÍLICO LUGAR

EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

La tarde triste está y en su fiel en el ocaso,
entre escarpados montes el cielo se recrea
extendiendo su manto sutil en la marea
de ese horizonte de añil pintado al raso.

Al fondo del azul se asoman las aldeas
durmientes, arrebujadas, tímidas, sumisas,
tal es revolotear juguetona en las brisas
que hasta ya los chopos del río se marean.

Allí el puente está sobre arcos dos recostados,
vetusto, de la historia testigo complaciente
que con susurros va repicando a la corriente,
en la orilla, sumisos. los juncos acostados.

Campos de mieses de oro resisten, asustados,
en actitud servil van implorando clemencia,
¡hasta cuando abusar podrán de su paciencia
de arados, los vientos y las hoces humillados!

Semisecas las vides se asoman a su paso,
osadas, mostrando al visitante sus vergüenzas,
ligeras, esperan ser preñadas, y en sus trenzas
colgar el elixir para dioses del parnaso.

¿Dónde estoy, dónde me encuentro? Tal maravilla
situada ¿dónde puede encontrarse en el planeta?
Es Zazuar. Un pequeño pueblito en la meseta.
Natural, idílico lugar está en Castilla.
©donaciano bueno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.