UN RÍO ES UN GARABATO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas ESPIRITUALES

 

Un río es un garabato,
una especie de serpiente,
un meandro, una corriente
donde el agua pasa el rato;
un espejo de acetato
que buscando va insistente
a un amigo, otro afluente,
que le ayude a hacer más grato
su discurso al que agrandar
para al fin llegar al mar.

Un río no tiene abuela,
que es un verbo presumido,
disfruta de haber nacido,
no se queja aunque le duela.
Siempre mira hacia adelante
enfrentándose al futuro
como un tipo que es maduro
y no un triste rocinante.
Su destino es caminar
Para al fin llegar al mar.

Como el pájaro bravío
va marcando siempre el paso
pues que él sabe que al ocaso
ya dejará de ser río.
Tiene el alma de un poeta,
de un rapsoda, de un buen vate
siempre haciendo algún regate
siempre armando alguna treta,
entonando algún cantar
para al fin llegar al mar.

Un río, yo aquí me río
es un tipo algo pasota,
una especie de pelota
que navega a su albedrío;
un rey que se cree rey
que derrama su riqueza
mas sabiendo aunque le escueza
pronto el peso de la ley
a su puerto ha de llegar
para al fin ya naufragar.
©donaciano bueno

Otros lo dijeron con más arte Clic para tuitear

Poetas premiadas

(Poeta del Año en el The Americas Poetry Festival 2018)

Rossy Evelin Lima

Ratos rotos

Siempre escribía en mis ratos viejos
cuando la hora era un día
y vestido de negro bailaba el tiempo;
reposaban en papel mis letras,
largas historias le hacía a la vida.
En mis ratos viejos siempre escribía
en el viento, en las nubes,
el polvo y la gota eran mi tinta,
mis lágrimas todo lo borraban.
Viejos son los ratos donde escribía,
andaban contentísimas mis quimeras,
mis laberintos jugaban a encontrarme,
era la naturaleza la que movía mis manos,
dirigía mis ojos.
Escribía cuando se hacían viejos mis ratos,
locura escribía cuando el olvido
hacía rutina y eran unos viejos con
sentimentalismo los ratos rotos.
Anhelo.
El que lleva escondido en esa “H”
toda la melancolía del vagido
que sólo en el frío es percibido
Ratos, ratos, momentos
que se dejan morir,
porque, ¿quién soy yo para abrazarlos?
¿Qué son mis manos si ya no escriben?

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética