YAYO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otros poemas de FAMILIA

 

Recuerdo no sé si en mayo, si aconteciera en abril,
que éste que escribe fue yayo y se convirtió en lacayo
de una rosa en su jardín.
Y es por eso que yo hoy con mis lectores me explayo
y les cuento y no me callo gritando mil veces mil
que esa flor salió de un tallo.
Y aunque a mi me parta un rayo, me reprochen lo que diz,
ese día del mes de mayo, que quizás fuera de abril,
ser abuelo ¡hoy me desmayo! a mí me hizo muy feliz.

Mas no piense quien me lea que exagero para así
que su ternura obtuviera y únicamente un ardid,
una simple argucia fuera.
Que aquella cosa chiquita y mimosa, tan bonita,
vestida toda de añil, me hizo subir al parnaso
y soñar en primavera.
Y aunque nadie a mi me crea y que nadie me haga caso
ese día del mes de mayo que, o quizás fuera de abril,
feliz fui como un payaso y sigo así de aprendiz.

Soy abuelo, sí ¡qué pasa! y estoy como un regaliz
que fluye suave y abrasa hasta invadir a la nariz.
Y aunque me tomen a guasa o me miren de soslayo
y haya quien me grite ¡yayo!
y aun más, jarten de reír, ¡bendigo a ese calendario!.
Yo me mofo del mal fario,
no piensen que estoy senil ni que soy un ordinario,
que ese día del mes de mayo que, o quizás fuera de abril,
de dormir al cielo raso pasé a mi cielo a dormir.
©donaciano bueno.

Yo no sabía lo que significaba la palabra yayo hasta que llegué a Valencia. En Castilla, al menos mientras yo fuí pequeño, sólo se utilizaba el término abuelo. Reconozco que por ser mas corto fonéticamente es mas asimilable el primero, aunque a mi no me guste.

Sombras que sólo yo veo,
me escoltan mis dos abuelos.
Lanza con punta de hueso,
tambor de cuero y madera:
mi abuelo negro.
Gorguera en el cuello ancho,
gris armadura guerrera:
mi abuelo blanco.
(Nicolás Guillén)

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética