YO HE VISTO

 

He visto. He visto a dios en mi azotea
y en mi mente febril a dios he visto,
lo mismo que yo he visto cuando mea
el niño que alargando se recrea
el pis que hace regar dándose el pisto.

Y yo he creído acertar a ver e insisto,
a un tal King Kong luchando en las peleas,
cual si fuera Mahoma o Buda o Cristo
y en sueño he visto a dios. no me resisto
allí donde yo voy aunque no creas.

Pues creo en él cual creo en los desiertos,
que existe el mal, tropel de calaveras,
muertos de hambre, de sed, de hechos inciertos
de niños que al nacer ya nacen muertos
y el cansancio que sigue a las esperas.

Y creo en esos seres que inventaron,
al tiempo que taparon sus miserias,
al mismo dios, Y es que necesitaron
creer ser ellos dios, que ellos lograron
dejar sólo de ser monos de ferias.

Comprendo, sin dudar, de ti me fío,
tristes que si no, no hay más remedio,
vivimos en constante escalofrío
soliloquios, lamentos, cieno impío
¡venga dios y nos libre de este asedio!
donaciano bueno

 [catposts name=”http://wp.me/p78yIL-6d3″]
Deidad – Amado Nervo

Como duerme la chispa en el guijarro
y la estatua en el barro,
en ti duerme la divinidad.
Tan sólo en un dolor constante y fuerte
al choque, brota de la piedra inerte
el relámpago de la deidad.

No te quejes, por tanto, del destino,
pues lo que en tu interior hay de divino
sólo surge merced a él.
Soporta, si es posible, sonriendo,
la vida que el artista va esculpiendo,
el duro choque del cincel.

¿Qué importan para ti las horas malas,
si cada hora en tus nacientes alas
pone una pluma bella más?
Ya verás al cóndor en plena altura,
ya verás concluida la escultura,
ya verás, alma, ya verás…

 
Comentario:Sobre mi……..Amado Nervo era el seudónimo de Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo, o en realidad, así trascendió en gran parte del mundo. La verdad es que su padre modíficó su apellido de Ruiz de Nervo a simplemente Nervo, y le dio su nombre a su hijo, Amado. El propio escritor ha bromeado con que parte de su éxito puede deberse a la sonoridad de su nombre. Se destacan en este poeta del movimiento modernista nacido en 1870 en Tepic, sus poemas La sombra del Ala, En paz, Orfertorio, Me besaba mucho, Una flor en el camino y Madrigal.

pág. anterior
siguiente

Te invito a dejar tu huella con un comentario. Gracias

avatar
  Subscribe  
Notify of