TODOS SOMOS BUENOS

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL POEMA Lee otras FÁBULAS

 

A la hora de fingir que somos buenos,
todos nos apuntamos. Nos da pena.
Que no somos, juramos, sarracenos.
Y mientras que observamos la gangrena
y tanto compungimos y apiadamos,
la sangre se cercena,
y a nuestro bienestar no renunciamos.

Somos buenos. Decimos. Publicamos.
Algunos aun más que otros, desiguales.
Y echando culpa a dios nos asqueamos
por responsables ser de nuestros males.
Y jugamos a ver si alguien nos gana
en juegos que, florales,
a los pobres miramos con desgana.

¡Que grande es el amor. Cómo queremos!
Mostrando el corazón hecho de pana,
vamos dando un ejemplo, pues sabemos
que en eso de donar, no da la gana.
Expectantes se extinga ya la brasa,
rezando a una peana,
poniéndose a mirar a ver qué pasa.

Todos llevamos dentro un buen espejo,
el alma de ese buen samaritano.
Aunque sea de algunos un reflejo,
todos queremos bien a nuestro hermano,
dispuestos a impartir un buen consejo,
mirar, tender la mano,
que lo de compartir, nos suena a añejo.
©donaciano bueno

poesía-versos-poetas-poemas-literatura-escritores-cultura-libros-editoriales-formación escritores-asociaciones literarias-webs-noticias literarias-premios-concursos-talleres escritura-poética