UN MUERTO MUY VIVO

»El Poeta sugerido: Rolando Faget

EL POEMA Lee otros poemas de HUMOR

 

¡Por fin ya se nos murió!
ya descansa el muerto en vida,
ya los amigos respiran
y hasta sus seres queridos
se sienten agradecidos,
liberados, bendecidos,
por huir de sus paridas.

Don Guido ya feneció.
¡que dios le tenga en la gloria!
de semblante algo masón,
igual le daba al porrón
que al whisky o al garrafón
y hasta el agua de colonia,
el muy guasón, pendenciero,
por presunción o dinero
-que noticia era notoria-
el se chingaba la historia
y hasta el agua del florero.

Fumador empedernido
¡presuntuoso el bandido!
cascarrabias, socarrón,
este fanfarrón don Guido,
tan calavera y torero,
se jactaba de entendido,
ilustrado y visitado
y de haber el extendido
su sombra en el mundo entero.
Auténtico caradura,
se aplicaba a la mixtura
como Bogart al sombrero.

Parlanchín, conversador,
con las féminas galante,
tan perverso era el tunante,
tan cínico y tan guasón,
que a menudo presumía,
¡sonriente!
de conquistas en oriente,
en la China o en Japón
o en la antigua Alejandría
y hasta de haber descendido
al mismo infierno de Dante.

Tan vivillo era el mamón
que hasta estando en la mortaja
se levantó de la caja
con tamaña expectación
del asombro o desespero:
“aquí yo soy el primero
pues yo soy el que me muero
los demás, ¡ni mu, chitón!
©donaciano bueno

POETA SUGERIDO: Rolando Faget

Rolando Faget

Faget

Son desbordadas noches
caminares bajo la luna afuera
el mundo activo oleaje en la cabeza
marejada de ruidos y de impulso
agudo grito astucia de esas noches.

Noches que son alcohol y que son vasos
desasosiego andante compulsivo
reprochables virajes de arraigo y desarraigo.

Es quedarse desnudo mirándose a uno mismo,
es nada sucediendo y todo adentro.
Horas que no son nada, noches como de ausencia repentina
buscando el permanente, frágil renacimiento.
De Poemas del río marrón (1971)

O una calle imposible de plátanos coherentes
una ciudad poblada de vasos con pitanga
presentidos tranvías corriendo suburbanos entre radios, malvones
cerca de costa y fábricas.

Reinventar la ciudad, casa recuperada
rabia, acento, reservas
la amplitud de los trigos
ilusión de concretas estaciones futuras.

Patria nueva encontrarla
deshacerse, combate, noches de hoguera y agua
sol repartido urgente, casa recuperada.
De Poemas del río marrón (1971)

REITERACIÓN

Que algo me va quedando es evidente
de este claro pedazo de papel
de esta melancolía fantástica
de encontrar este claro papel de hace unos meses.

El papel dice agosto y estamos a febrero
el papel dice números y recuerda una fecha.

Si hay algo indestructible
cuánto ocaso
si hay algo incandescente
cuánta lluvia de adentro
vieja triste certeza.

Qué desolado amor desde estos meses
qué honda reiteración a sal y canto.
De Un sol otras mañanas (1975)

NO SE FUE

Sí. Recuerdo tus verdes
tus mañanas.

No. La luz no se fue
se ha transformado.
De No hay luz sin consecuencias (1977)

VELAMOS Y VENIMOS

El sol ya no es el mismo
pues se acerca el otoño
hoy lunes el otoño
con su fuerza, los nidos
ignorados del campo tan lejano.

Hay rumor de mar seco
hay patriarcas dormidos
sangre de tanto hermano
tanta voz en el viento.

No engañarse. Velamos.
Como viene el otoño
–no engañarse– venimos.
De La casa está habitada (1978)

PASAJERA

La nube del camino
el viento
el humo
la pasajera piedra en el ocaso.
De En el nombre del trigo (1981)

HAY SOL

La piedra en el camino
reflexiona
hay sol
espera
nuestra segunda vez.
De En el nombre del trigo (1981)

CINCO

no inventar
sustantivos abstractos

calificar lo mínimo
hablar claro
cantar muy limpio
y limpiamente
semiotizar las cosas
que queremos decir
que no queremos
y debemos

podemos
De Conocer luego (1987)

Te sugiero seguir leyendo...
Adan y Eva -según dicen, primeros habitantes de la tierra-, de un lindo lugar de…

Busca, lee y comparte poesía. Hagámosla viral!

X
Scroll Up