BUENOS CONSEJOS…

Mi Poeta sugerido: »Dimas Lidio Pitty

MI POEMA… de medio pelo Lee otros poemas de FAMILIA

 

Fue mi madre quien me dijo
donde fuera haz lo que vieres,
desconfía en las mujeres,
la familia es tu cobijo,
no te des a los placeres.

Que la vida es sacrificio,
no hagas lo otro, no hagas eso,
y aprender has un oficio,
cuida siempre el beneficio,
no te dejes dar con queso.

Hijo, a ver si te espabilas,
deja ya de ser zoquete,
no hagas caso a meapilas
cual badajo en las esquilas
de algún cuento de Petete.

Muchachito, no seas bobo,
mas de listo no presumas,
sin mentir, que viene el lobo,
las ideas en adobo,
que no vea que tú fumas.

Yo escuchaba sus librejos
como hiciera un buen mocoso
evitando los complejos.
Y siguiendo sus consejos
me he pasado haciendo el oso.
©donaciano bueno

Aquellos consejos con el paso del tiempo se han ido llenando de polvo Clic para tuitear
MI POETA SUGERIDO: Dimas Lidio Pitty

Dimas Lidio Pitty

La Tempestad

a Marianita

Junto a mí
dos
niños buenos
tienen miedo.

Noche gris.
Dos largos truenos
por el cielo.
Del libro El País Azul

Lo Que Ansiaba

De niño ansié tener un fusil
para cazar las aves que los vientos llevaban al sur.

Era mi pueblo en días azules
Ahora soy hombre y es de noche
pero quiero tener un fusil
un auténtico fusil de hierro y patria.
Del libro Camino de las cosas

Hago lo Posible

Aquí estoy con un cheque atravesándome el ombligo
caminando estas horas
recibiendo y dando besos en la boca
huyéndole al anticomunismo y a los acreedores con caras de culebra
pensando en la que me espera y no conozco.

Aquí estoy señores
Hago lo posible
Pero es duro esto
( y no es que quiera hablar como Vallejo ).

El que dude que venga
que llegue y pruebe en su espinazo
que pase a ver mi casa
Verá cómo duele

Es duro esto les repito:
“coexistir pacíficamente con la muerte”.
Del libro Camino de las cosas

Cuento

“Fino como una aguja
fuerte como una espada”.
Paul Elvard

Era un pueblo sin brújula
ni estrella
Un pueblo de pequeños hombres
de pequeñas casas
de pequeños ríos
y horas
y madres
y cosechas mínimas.
Está escrito
era débil
de pequeña vida
y cielo pequeño.
Era un pueblo diminuto
pero sus héroes más grandes que el olvido.
De la Revista Santiago, No. 7, Santiago de Cuba.

Hay un Sitio

Hay un sitio de pájaros y flores
donde los hombres temen saludarse.

Hay un sitio con mares y montañas
donde nadie es dueño de su muerte.

Hay un sitio de eterna primavera
donde el amor ha sido desterrado.

Es una tierra donde nadie canta
porque el fusil impuso su silencio.
Del libro Crónica Prohibida

El corazón del hermano,

Sueste
Mi canto viene del llano,
del arroyo, de la bruma,
del lucero que se esfuma
en la lluvia, y del macano.
De la brisa del verano
obtuvo la melodía
y de las claras del día
el destello luminoso
que baña el alma de gozo
y da al corazón poesía.

No lo desvelan congojas
ni vaivenes de amoríos
y fluye, como los ríos,
cristalino entre las hojas.
Por tierras negras o rojas
avanza como un torrente
de amor a toda la gente
sufrida, pobre, sencilla,
en cuyo seno es semilla
de un futuro diferente.

Mi canto le da la mano
al extraño y al amigo
y no anhela más abrigo
que el corazón del hermano.
Solitario, pero ufano
de ser parte de la vida,
el que lo escucha no olvida
su misión ni su destino,
pues la esperanza es camino
aunque parezca perdida.

Canto de sangre mestiza,
nacido en el desamparo,
en la penuria es un faro
que bienestar preconiza.
En sus notas se desliza
la vocación justiciera
profunda, firme, y la espera
de un pueblo sin ataduras
que busca paz y venturas
bajo una sola bandera.

Mi canto no es mensajero
de dogmas, ni partidario
del tirano sanguinario
que roba patria y dinero.
De los pueblos es sincero
defensor de la verdad
y propugna la igualdad
de todos en el planeta,
para alcanzar esa meta
que se llama Libertad.

Décimas Chiricanas
Publicado en: Revista Lotería, Nº 352-353,
de Julio-Agosto de 1985

La ingrata arrepentida,

LA INGRATA ARREPENTIDA
Pasitrote

PERDON PIDIENDO A MIS PIES
ANOCHE VOLVIO LA INGRATA.
PORQUE EL GRINGO LA MALTRATA
YA NO LE GUSTA EL INGLES.

A los seis meses cumplidos
de haberse ido del hogar,
Silvia vino a suplicar,
con ojos arrepentidos.
En la puerta, sus gemidos
escuché, más de una vez;
y en el silencio, después,
del rancho que había dejado
fue como can regañado
PERDON PIDIENDO A MIS PIES.

Estaba puesto el invierno
cuando regresó, afligida,
diciéndome que su vida
no era vida sino infierno.
Juró, por el Padre Eterno
y por mi Cristo de Plata,
ser más dulce que una gata,
si olvidaba su desvío;
fue así como al techo mío
ANOCHE VOLVIO LA INGRATA.

Al oír su desventura
sentí pena y compasión,
mas sujeté la emoción
como a potro en la llanura.
Y es que Silvia se figura
que no sé de qué se trata:
es historieta barata
el cuento que me ha contado;
y ella solo ha regresado
PORQUE EL GRINGO LA MALTRATA.

La ilusa siguió el destino
de coqueta y casquivana
al cambiar, una mañana,
mi amor por un auto fino.
Mas luego no le convino,
se arrepintió del traspiés
y pensó que yo, tal vez,
perdonaría su extravío.
Porque el pobre Jim es frío,
YA NO LE GUSTA EL INGLES.

Décimas Chiricanas
Publicado en: Revista Lotería, Nº 352-353,
de Julio-Agosto de 1985

También te puede interesar...
Yo escribo por placer, es bien sabido, y que lo hago como un divertimento, tan…

Leer poesía? Ni loco!

X
Scroll Up